Escoge la categoría

Aportes a la filosofía. Acerca del evento

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte


    APORTES_FILOSOFIA_PROMO
    Aportes a la filosofía. Acerca del evento
    19001
    Estos manuscritos de Martin Heidegger de 1936-1938 publicados en 1989 a cien años del nacimiento de su autor en el tomo 65 de la Obras completas, bajo el título de Beiträge zur Philosophie Vom Ereignis, que ahora aparecen en español bien pueden ser considerados su segunda gran obra después de (1927).En efecto, tras el planteo fundamental-ontológico de la pregunta por el ser que hiciera , significa el primer intento abarcador de un planteo más originario, en el que se interroga por el sentido en tanto verdad y esenciarse del ser [Seyn] como acaecer.Se trata de un pensar inicial, que ha de preparar el tránsito desde el fin de la historia de lo que el autor llama el primer comienzo, es decir, de la metafísica como pregunta conductora por el ser del ente, el otro comienzo, o sea, a la pregunta fundamental por la verdad del ser. Si bien aún no puede determinarse desde éste, es ya un pensar según su historia, que se configura en la estructura de seis ensambles: a partir de la resonancia de la verdad del ser en la experiencia indigente de su abandono en el ente, alcanza el pase al otro comienzo y prepara el salto a aquella verdad, en pertenencia al esenciarse de ser como acaecer, desde el que funda la verdad de éste en tanto ser-ahí [Dasein] y su espacio de juego temporal; los que osan andar por el ocaso del acabamiento metafísico son los fundadores, lo futuros, quienes se ubican bajo las señas del último dios, el más largo precurso de un profundo comienzo.El que la publicación de los , que permite a quienes hayan ido siguiendo los escritos heideggerianos aparecidos hasta el presente reverlos en todo el despliegue de su camino pensante a través de sus planteos fundamentales, se haya dado sólo catorce años después del comienzo de la edición de , se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.Ser y tiempo (1927).En efecto, tras el planteo fundamental-ontológico de la pregunta por el ser que hiciera , significa el primer intento abarcador de un planteo más originario, en el que se interroga por el sentido en tanto verdad y esenciarse del ser [Seyn] como acaecer.Se trata de un pensar inicial, que ha de preparar el tránsito desde el fin de la historia de lo que el autor llama el primer comienzo, es decir, de la metafísica como pregunta conductora por el ser del ente, el otro comienzo, o sea, a la pregunta fundamental por la verdad del ser. Si bien aún no puede determinarse desde éste, es ya un pensar según su historia, que se configura en la estructura de seis ensambles: a partir de la resonancia de la verdad del ser en la experiencia indigente de su abandono en el ente, alcanza el pase al otro comienzo y prepara el salto a aquella verdad, en pertenencia al esenciarse de ser como acaecer, desde el que funda la verdad de éste en tanto ser-ahí [Dasein] y su espacio de juego temporal; los que osan andar por el ocaso del acabamiento metafísico son los fundadores, lo futuros, quienes se ubican bajo las señas del último dios, el más largo precurso de un profundo comienzo.El que la publicación de los , que permite a quienes hayan ido siguiendo los escritos heideggerianos aparecidos hasta el presente reverlos en todo el despliegue de su camino pensante a través de sus planteos fundamentales, se haya dado sólo catorce años después del comienzo de la edición de , se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.En efecto, tras el planteo fundamental-ontológico de la pregunta por el ser que hiciera , significa el primer intento abarcador de un planteo más originario, en el que se interroga por el sentido en tanto verdad y esenciarse del ser [Seyn] como acaecer.Se trata de un pensar inicial, que ha de preparar el tránsito desde el fin de la historia de lo que el autor llama el primer comienzo, es decir, de la metafísica como pregunta conductora por el ser del ente, el otro comienzo, o sea, a la pregunta fundamental por la verdad del ser. Si bien aún no puede determinarse desde éste, es ya un pensar según su historia, que se configura en la estructura de seis ensambles: a partir de la resonancia de la verdad del ser en la experiencia indigente de su abandono en el ente, alcanza el pase al otro comienzo y prepara el salto a aquella verdad, en pertenencia al esenciarse de ser como acaecer, desde el que funda la verdad de éste en tanto ser-ahí [Dasein] y su espacio de juego temporal; los que osan andar por el ocaso del acabamiento metafísico son los fundadores, lo futuros, quienes se ubican bajo las señas del último dios, el más largo precurso de un profundo comienzo.El que la publicación de los , que permite a quienes hayan ido siguiendo los escritos heideggerianos aparecidos hasta el presente reverlos en todo el despliegue de su camino pensante a través de sus planteos fundamentales, se haya dado sólo catorce años después del comienzo de la edición de , se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.Ser y tiempo, significa el primer intento abarcador de un planteo más originario, en el que se interroga por el sentido en tanto verdad y esenciarse del ser [Seyn] como acaecer.Se trata de un pensar inicial, que ha de preparar el tránsito desde el fin de la historia de lo que el autor llama el primer comienzo, es decir, de la metafísica como pregunta conductora por el ser del ente, el otro comienzo, o sea, a la pregunta fundamental por la verdad del ser. Si bien aún no puede determinarse desde éste, es ya un pensar según su historia, que se configura en la estructura de seis ensambles: a partir de la resonancia de la verdad del ser en la experiencia indigente de su abandono en el ente, alcanza el pase al otro comienzo y prepara el salto a aquella verdad, en pertenencia al esenciarse de ser como acaecer, desde el que funda la verdad de éste en tanto ser-ahí [Dasein] y su espacio de juego temporal; los que osan andar por el ocaso del acabamiento metafísico son los fundadores, lo futuros, quienes se ubican bajo las señas del último dios, el más largo precurso de un profundo comienzo.El que la publicación de los , que permite a quienes hayan ido siguiendo los escritos heideggerianos aparecidos hasta el presente reverlos en todo el despliegue de su camino pensante a través de sus planteos fundamentales, se haya dado sólo catorce años después del comienzo de la edición de , se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.Se trata de un pensar inicial, que ha de preparar el tránsito desde el fin de la historia de lo que el autor llama el primer comienzo, es decir, de la metafísica como pregunta conductora por el ser del ente, el otro comienzo, o sea, a la pregunta fundamental por la verdad del ser. Si bien aún no puede determinarse desde éste, es ya un pensar según su historia, que se configura en la estructura de seis ensambles: a partir de la resonancia de la verdad del ser en la experiencia indigente de su abandono en el ente, alcanza el pase al otro comienzo y prepara el salto a aquella verdad, en pertenencia al esenciarse de ser como acaecer, desde el que funda la verdad de éste en tanto ser-ahí [Dasein] y su espacio de juego temporal; los que osan andar por el ocaso del acabamiento metafísico son los fundadores, lo futuros, quienes se ubican bajo las señas del último dios, el más largo precurso de un profundo comienzo.El que la publicación de los , que permite a quienes hayan ido siguiendo los escritos heideggerianos aparecidos hasta el presente reverlos en todo el despliegue de su camino pensante a través de sus planteos fundamentales, se haya dado sólo catorce años después del comienzo de la edición de , se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.El que la publicación de los , que permite a quienes hayan ido siguiendo los escritos heideggerianos aparecidos hasta el presente reverlos en todo el despliegue de su camino pensante a través de sus planteos fundamentales, se haya dado sólo catorce años después del comienzo de la edición de , se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.Beiträge, que permite a quienes hayan ido siguiendo los escritos heideggerianos aparecidos hasta el presente reverlos en todo el despliegue de su camino pensante a través de sus planteos fundamentales, se haya dado sólo catorce años después del comienzo de la edición de , se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.Obras completas, se debe a indicaciones del mismo Heidegger, en el sentido de que debían preceder los como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.Cursos [Vorlesungen] como supuestos inevitables para la comprensión de los escritos no publicados. Su aparición coincide con un renovado interés por este pensador, quién además de suscitar una atracción permanente por su planteo originario de cuestiones fundamentales, ha sido ubicado en medio de la discusión posmoderna, junto con Friedrich Nietzsche, sin duda alguna, en lugar preferencial.

    Atributos LU

    TítuloAportes a la filosofía. Acerca del evento
    Casa EditorialEditorial Biblos/Dédalo Srl
    AutorMartin Heidegger
    Tabla de ContenidoI. Prospectiva

    El título público: porte a la filosofía, y el título esencial: acerca del evento (Ereignis)

    1. Los “Aportes” preguntan en una vía
    2. El decir acerca del evento como la primera respuesta a la pregunta por el ser
    3. Acerca del evento
    4. Acerca del evento
    5. Para los pocos – para los insólitos
    6. La disposición fundamental
    7. Acerca del evento
    8. Acerca del evento
    9. Perspectiva

    10. Acerca del evento
    11. El evento – el ser-ahí– el hombre
    12. Evento e historia
    13. La retención
    14. Filosofía y concepción de mundo
    15. La filosofía como “filosofía de un pueblo”
    16. Filosofía
    17. La necesidad de la filosofía
    18. La impotencia del pensar
    19. Filosofía (hacia la pregunta: ¿quiénes somos?)

    20. El comienzo y el pensar inicial
    21. El pensar inicial (Proyecto)
    22. El pensar inicial
    23. El pensar inicial. ¿Por qué el pensar desde el comienzo?
    24. La extraviada reivindicación al pensar inicial
    25. Historicidad y ser
    26. Filosofía como saber
    27. El pensar inicial (concepto)
    28. La inconmensurabilidad del pensar inicial como pensar finito
    29. El pensar inicial (La pregunta por la esencia)
    30. El pensar inicial (como meditación)

    31. El estilo del pensar inicial
    32. El evento. (Una perspectiva decisiva según la realización de resonancia y pase)
    33. La pregunta por el ser [Seyn]
    34. El evento y la pregunta por el ser
    35. El evento
    36. El pensar [Erdenken] del ser [Seyn] y el lenguaje
    37. El ser [Seyn] y su silencio (la sigética)
    38. El silencio
    39. El evento
    40. La obra pensante en la época de tránsito
    41. Todo decir del ser [Seyn] se mantiene en palabras y nombramientos
    42. De ser y tiempo al “evento”
    43. El ser [Seyn] y la decisión

    44. Las “decisiones”
    45. La “decisión”
    46. La decisión (concepto previo)
    47. La esencia de la decisión: ser o no ser
    48. En qué sentido la decisión pertenece al ser [Seyn] mismo
    49. ¿Por qué tienen que producirse decisiones?

    II. La resonancia

    50. Resonancia
    51. La resonancia
    52. El abandono del ser
    53. La indigencia
    54. Abandono del ser
    55. Resonancia
    56. El durar del abandono del ser en el modo oculto del olvido del ser
    57. La historia del ser [Seyn] y el abandono del ser
    58. Lo que son los tres encubrimientos del abandono del ser y cómo se muestran

    59. La época de la plena incuestionalidad y encantamiento
    60. ¿De dónde la ausencia de indigencia como la suma de indigencia?
    61. Maquinación
    62. El disimulo de sí mismo perteneciente al abandono del ser a través de la maquinación y la “vivencia”
    63. Viven-ciar
    64. Maquinación
    65. La inesencia del ser [Seyn]
    66. Maquinación y vivencia
    67. Maquinación y vivencia
    68. Maquinación y vivencia

    69. La vivencia y “la antropología”
    70. Lo gigantesco
    71. Lo gigantesco
    72. El nihilismo
    73. El abandono del ser y “la ciencia”
    74. La “total movilización” como consecuencia del originario abandono del ser
    75. Con respecto a la meditación sobre la ciencia
    76. Proposiciones sobre “la ciencia”

    77. Esperiri – experiencia – experimentum – “experimento” – έμπειρία – experiencia – intento
    78. Experiri (έμπειρία) – “experimentar”
    79. Ciencia exacta y experimento
    80. Experiri – experietia – experimentum – “experimento”

    III. El pase

    81. Pase
    82. Pase
    83. La opinión de toda metafísica
    84. El ente
    85. La adjudicación originaria del primer comienzo significa el poner pie en el otro comienzo
    86. Lo que la historia de la metafísica pone a disposición como aún no elevado y por ella misma no cognoscible
    87. La historia del primer comienzo (la historia de la metafísica)
    88. Al circuito de esta tarea pertenecen los cursos “históricos”

    89. El tránsito al otro comienzo
    90. Del primero al otro comienzo. La negación
    91. Del primero al otro comienzo
    92. La confrontación del primero y el otro comienzo
    93. Las grandes filosofías
    94. La confrontación del otro comienzo
    95. El primer comienzo
    96. La inicial interpretación del ente como φύσις
    97. La φύσις (тέχνη)
    98. El proyecto de la entidad sobre presencia estable

    99. “Ser” y “devenir” en el pensar inicial
    100. El primer comienzo
    101. Desde temprano claramente en una segura luz tiene
    102. El pensar: el hilo conductor de la pregunta conductora de la filosofía occidental
    103. Acerca del concepto del idealismo alemán
    104. El idealismo alemán
    105. Hölderin – Kierkegaard – Nietzsche
    106. La decisión sobre toda “ontología” en la realización de la confrontación entre el primero y el otro comienzo

    107. La respuesta a la pregunta conductora y la forma de la metafísica tradicional
    108. Las posiciones metafísicas fundamentales en medio de la historia de la pregunta conductora y la interpretación del espacio-tiempo que les pertenece respectivamente
    109. ίδέα
    110. La ίδέα el platonismo  y el idealismo
    111. El “a priori” y la φύσις
    112. El “a priori”
    113. φύσις y ούσία
    114. Acerca de la posición metafísica fundamental de Nietzsche

    IV. El salto

    115. La disposición conductora del salto
    116. La historia del ser
    117. El salto
    118. El salto
    119. El salto en la preparación a través del preguntar fundamental
    120. El salto
    121. El ser [Seyn] y el ente
    122. El salto (el proyecto arrojado)
    123. El ser [Seyn]

    124. El salto
    125. Ser [Seyn] y tiempo
    126. El ser [Seyn] y el ente y los dioses
    127. El quiebre
    128. El ser [Seyn] y el hombre
    129. La nada
    130. La “esencia” del ser  [Seyn]
    131. El exceso en la esencia del ser [Seyn] (el ocultarse)
    132. Ser [Seyn] y ente
    133. La “esencia” del ser [Seyn]

    134. La referencia de ser-ahí y ser [Seyn]
    135. El esenciarse del ser [Seyn] como evento (la referencia de ser-ahí y ser [Seyn]
    136. El ser [Seyn]
    137. El ser [Seyn]
    138. La verdad del ser [Seyn] y la comprensión del ser
    139. El esenciarse del ser [Seyn]: la verdad y espacio-tiempo
    140. El esenciarse del ser [Seyn]
    141. La esencia del ser [Seyn]
    142. La esencia del ser [Seyn]
    143. El ser [Seyn]

    144. El ser [Seyn] y la contienda originaria (ser [Seyn] o no ser [Nietchtseyn] en la esencia del ser [Seyn] mismo)
    145. El ser [Seyn] y la nada
    146. Ser [Seyn] y no ser [Seyn]
    147. El esenciarse del ser [Seyn] (su infinitud)
    148. El ente es
    149. La entidad del ente diferenciada según тι έσтιν y őтι έσтιν
    150. El origen de la diferenciación de qué y que de un ente
    151. Ser y ente
    152. Los grados del ser [Seyn]
    153. Vida
    154. “La vida”

    155. La naturaleza
    156. El quiebre
    157. El quiebre y “las modalidades”
    158. El quiebre y “las modalidades”
    159. El quiebre
    160. El ser-para-la-muerte y el ser
    161. El ser para la muerte
    162. El ser [Seyn] para la muerte
    163. El ser para la muerte y el ser
    164. El esenciarse del ser [Seyn]
    165. Esencia como esenciarse

    166. Esenciarse y esencia
    167. El ingreso al esenciarse

    V. La fundación
    a) Ser-ahí y proyecto de ser

    168. Ser-ahí y ser [Seyn]
    169. Ser-ahí
    170. Ser-ahí
    171. Ser-ahí
    172. El Ser-ahí y pregunta por el ser
    173. El Ser-ahí
    174. El Ser-ahí y la instancia
    175. El Ser-ahí y el ente en totalidad

    176. Ser-ahí. Acerca de la dilucidación de la palabra
    177. El estar ausente
    178. “El ser-ahí existe a causa de sí”
    179. “Existencia” (Ser y tiempo, p. 42)
    180. Comprensión de ser y el ser [Seyn]
    181. Salto
    182. El proyecto de ser [Seyn]. El proyecto como arrojado
    183. El proyecto acerca del ser [Seyn]
    184. La pregunta por el ser como pregunta por la verdad del ser [Seyn]
    185. ¿Qué significa ser-ahí?
    186. Ser-ahí

    b) El ser-ahí

    187. Fundación
    188. Fundación
    189. El ser-ahí
    190. Acerca del ser-ahí
    191. El ser-ahí
    192. El ser-ahí
    193. El ser-ahí y el hombre
    194. El hombre y el ser-ahí
    195. Ser-ahí y hombre
    196. Ser-ahí y pueblo
    197. Ser-ahí – propiedad – mismidad
    198. Fundación del ser-ahí como sondeo
    199. Trascendencia y ser-ahí y ser [Seyn]
    200. El ser-ahí
    201. Ser-ahí y estar-ausente
    202. El ser-ahí (estar-ausente)
    203. El proyecto y el ser-ahí

    c) La esencia de la verdad

    204. La esencia de la verdad
    205. Lo abierto
    206. De la άλήθεια al ser-ahí
    207. De la άλήθεια al ser-ahí
    208. La verdad
    209. άλήθεια – apertura y claro de lo que se oculta
    210. Acerca de la historia de la esencia de la verdad

    211. άλήθεια. La crisis de su historia en Platón y Aristóteles, la última irradiación y el pleno hundimiento
    212. Verdad como certeza
    213. De qué se trata en la pregunta por la verdad
    214. La esencia de la verdad (apertura)
    215. El esenciarse de la verdad
    216. El planteo de la pregunta por la verdad
    217. La esencia de la verdad
    218. Las indicaciones del esenciarse de la verdad
    219. Los ensambles de la pregunta por la verdad

    220. La pregunta por la verdad
    221. La verdad como esenciarse del ser [Seyn]
    222. Verdad
    223. Esencia de la verdad (su in-esencia)
    224. La esencia de la verdad
    225. La esencia de la verdad
    226. El claro del ocultamiento y la άλήθεια
    227. Acerca de la esencia de la verdad
    228. La esencia de la verdad es no-verdad
    229. Verdad y ser-ahí
    230. Verdad y corrección
    231. Cómo la verdad, άλήθεια, deviene corrección

    232. La pregunta por la verdad como meditación histórica
    233. La inserción de la interpretación de la alegoría de la caverna (1931-1932 y 1933-1934) en la pregunta por la verdad
    234. La pregunta por la verdad (Nietzsche)
    235. Verdad y autenticidad
    236. La verdad
    237. La fe y la verdad

    d) El espacio–tiempo como el ab-ismo

    238. El espacio-tiempo
    239. El espacio-tiempo (reflexión preparatoria)
    240. Espacio y tiempo. Su “realidad” y “procedencia”
    241. Espacio y tiempo - El espacio-tiempo
    242. El espacio-tiempo como el abismo

    e) El esenciarse de la verdad como abrigo

    243. El abrigo
    244. Verdad y abrigo
    245. Verdad y abrigo
    246. El abrigo de la verdad en lo verdadero
    247. Fundación del ser-ahí y las vías del abrigo de la verdad

    VI. Los futuros

    248. Los futuros
    249. La disposición fundamental de los futuros
    250. Los futuros
    251. La esencia del pueblo y ser-ahí
    252. El ser-ahí y los futuros del último dios

    VII. El último dios

    253. Lo último
    254. El rehuso
    255. El viraje en el evento
    256. El último dios

    VIII. El ser [Seyn]

    257. El ser [Seyn]
    258. La filosofía
    259. La filosofía
    260. Lo gigantesco
    261. El opinar del ser [Seyn]
    262. El “proyecto” del ser [Seyn] y comprensión de ser
    263. Todo proyecto es arrojado
    264. Proyecto del ser [Seyn] y comprensión de ser
    265. El pensar [Er-denken] del ser [Seyn]
    266. El ser [Seyn] y la “diferencia ontológica”. La “diferenciación”
    267. El ser [Seyn] (evento)
    268. El ser [Seyn] (la diferenciación)
    269. El ser [Seyn]
    270. La esencia del ser [Seyn] (El esenciarse)
    271. El ser-ahí
    272. El hombre
    273. Historia
    274. El ente y el cálculo
    275. El ente
    276. El ser [Seyn] y el lenguaje
    277. La “metafísica” y el origen de la obra de arte
    278. El origen de la obra de arte
    279. Pero ¿cómo los dioses?
    280. La pregunta transitoria
    281. El lenguaje (su origen)

    Epílogo del editor alemán

    Glosario de términos griegos
    Leandro Pinkler y Ricardo Álvarez
    TipoLibro
    ISXN9789507863691
    Año de Edición2006
    Núm. Páginas414
    Peso (Físico)660
    Tamaño (Físico)15.5 x 22.5 cm

    Títulos Similares