Escoge la categoría

Metodología de la investigación criminal

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte

    Por: $41.800,00ou X de


    Comprar
    bm-metodologia-de-la-investigacion-criminal-editorial-alfil-9789687620367
    Metodología de la investigación criminal
    Por: $41.800,00ou
    48x de $870,83
    sem juros
    ComprarVendedor Libreria de la U
    PAP00096827

    ¿Qué es investigar?
    Investigar es un proceso que permite acercar al hombre a la realidad de su entorno. El interés por investigar es un acto esencialmente humano. Quienes tienen el anhelo por investigar develan asimismo su capacidad creativa y emprendedora.
    Talento e inteligencia puestos al servicio de la humanidad han generado los avances científicos y las comodidades que permiten hoy en día la adaptación del hombre a su entorno.
    La ciencia se crea con base en el descubrimiento de conceptos. Los conocimientos científicos brindan la oportunidad de compartir universalmente las respuestas que el hombre encuentra sobre una inquietud que puede generalizarse.
    La investigación es un momento de encuentro entre la esencia de los fenómenos y el interés indagador.
    La investigación, desde un punto de vista personal, refleja una composición extraordinariamente fina entre lo que es arte y lo que es técnica.
    El arte refleja la sensibilidad del investigador para lograr encontrar el punto exacto que requiere solución, y la técnica sirve para guiar metodológicamente a los estudiosos e interesados del área y que así recorran los pasos que les permitirán acercarse a los resultados correctos.
    Investigar, por lo tanto, implica orden, disciplina, sensibilidad, imparcialidad, paciencia, tenacidad y fortaleza.
    Orden, por la capacidad de cumplir paso a paso el conjunto sistematizado de etapas que conlleva el método científico.
    Disciplina, que exige el apego estricto sin desvirtuar o revelar ninguno de los pasos.
    Sensibilidad, que es la capacidad de percibir la necesidad que apremia a un grupo específico, para el caso de la investigación.
    Imparcialidad, que traduce en hechos la honestidad del investigador, para confirmar o desconfirmar la hipótesis de estudio.
    Paciencia, para admitir los obstáculos que se presentan desde el punto de vista del trabajo.
    Tenacidad, a través de la cual se logra que todos los impedimentos se conviertan en áreas de oportunidades.
    Fortaleza, para vencer con sabiduría, es decir, con el conocimiento científico, las áreas de oportunidades y encontrar en cada uno de los retos los elementos para salir victoriosos de la importante tarea de producir conocimiento de calidad.
    Con todo ello, la investigación se convierte en una profesión, en una actividad que tiende a la búsqueda de la realidad verdadera.
    Existen muchas verdades, pero la verdad científica es la única que acerca al ser humano a la llamada realidad de verdad.
    Es, así, una profesión en continuo cambio, que amerita la capacidad de aceptar el cambio constante, que promueve la tenacidad, pero que exige la virtud de saber esperar y admitir que otros pueden ofrecer conceptos que fundamenten mejor la llamada realidad verdadera.
    La ciencia y el arte que conciben en un mismo ángulo la tarea del investigador logran su máxima expresión cuando se expresan en la respuesta de una cuestión que afecta al entorno.
    Si el hombre es social, la investigación también lo es, independientemente del área en que se realice.
    La socialización de la investigación logra la difusión del conocimiento, expresa la pérdida de barreras demográficas, políticas, ideológicas, teológicas e incluso económicas.
    La investigación acerca y logra la conjunción de conocimientos. Es un medio para alcanzar una comunicación plena y universal.
    La investigación es, además, un medio que revela la identidad de quien la ejerce. Nadie que se precie de ser investigador mostrará una actitud antiética.
    Porque para investigar se requiere poseer no sólo los conocimientos, sino las actitudes que permitan desarrollar un quehacer profesional.
    Un profesional es un sujeto que asume con responsabilidad cada uno de los actos que desarrolla. Que atiende con firmeza los efectos de cada una de sus acciones y que con madurez logra generar cambios en su entorno.
    Es, además, un ser responsable, consciente y emprendedor.
    Por ello, cuando se habla de investigar, se habla asimismo del quehacer que como arte y ciencia ejerce el hombre con paciencia para descubrir y develar la realidad verdadera, asumiendo con humildad que la misma se transforma en espacio y temporalidad acorde a la evolución del hombre mismo.

    Atributos LU

    TítuloMetodología de la investigación criminal
    AutorPatricia Rosa Linda Trujillo Mariel
    PaísMéxico
    Tabla de Contenido

    Introducción. 1. ¿Qué es investigar? 2. Historia de la investigación científica. 3. La investigación criminal en el contexto de la ciencia, la tecnología, la sociedad y el desarrollo sustentable. 4. ¿Cómo surge el conocimiento científico? 5. ¿Cómo surge la investigación? 6. ¿Cómo reconocer la validez de las fuentes de información? 7. ¿Es necesario leer para saber investigar? 8. ¿Cómo citar, referir y dar bibliografía del material consultado? 9. ¿Cuáles son las abreviaturas utilizadas en el lenguaje científico? 10. ¿Cómo organizar el material consultado? 11. ¿Cómo se escribe el protocolo de investigación? 12. El artículo científico. 13. ¿Cómo alcanzar una redacción óptima en un trabajo de investigación? 14. ¿De qué manera se alcanza calidad en la publicación de los trabajos científicos? 15. La metodología de la investigación científica en los estudios criminales. 16. Lo humano y lo ético en la investigación.

    TipoImpreso Bajo Demanda
    ISXN9789687620367
    Año de Edición2006
    Núm. Páginas122
    Peso (Físico)190
    Tamaño (Físico)15.5 x 22.5 x 0.7 cm
    IdiomaEspañol

    Títulos Similares