Escoge la categoría

Colección cursos jurídicos temáticos hispanoamericanos: Teoría general del estado, Teoría de la ley penal y el delito y Teoría general del p...

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte

    Por: $213.000,00ou X de


    Comprar
    teoria_penal_prom
    Colección cursos jurídicos temáticos hispanoamericanos: Teoría general del estado, Teoría de la ley penal y el delito y Teoría general del p...
    Por: $213.000,00ou
    48x de $4.437,50
    sem juros
    ComprarVendedor Libreria de la U
    24428
    Teoría general del estado. Tomo IEsta obra ofrece al estudio de las ciencias políticas, derecho y otras ciencias sociales y humanidades, una compilación del pensamiento político, social y jurídico acerca de la noción del Estado en sus diferentes acepciones y dilemas de su desarrollo teórico. Ente que ha sido objeto de estudio de diversas disciplinas; por lo que hay diferentes interpretaciones de sus características y funciones. Desde las aportaciones clásicas y liberales del Estado, a las contribuciones marxistas y las actuales a favor de la desestatización de la política, pasando por los realistas y críticos del Estado social, entre otros, el fenómeno estatal ha sido objeto de un análisis intenso en la medida que también se ha transformado. De ahí el énfasis para que el estudio del Estado tenga una visión actualizada y multidisciplinaria.El estado moderno implica la revisión de diversos filósofos, políticos e historiadores que, en su tiempo y contexto, identificaron la noción con la actividad de comunidades y ciertas formas de patrimonio como fundamento de la actividad política y de gobierno. Moderadamente al referirse a un conjunto de criterios y principios operativos que regulan la actividad, estructura y organización de la forma política, se concibió como órgano de producción y régimen jurídico y de gobierno.Hoy día la noción de Estado y de sistema político se utiliza indistintamente para hacer referencia a la organización y estructura política de la sociedad. Sin embargo, se reconoce a la democracia como uno de los modelos políticos que permite a una colectividad específica tomar conciencia de sí misma en un marco jurídico. Al concebir la política con diversos modos en que tanto ciudadanos, organizaciones, autoridades y el mercado interactúan y compiten por las preferencias de las mayorías; más específicamente, y en un marco jurídico, el concepto de Estado es considerado desde los diferentes sistemas políticos y electorales, en particular aquellos referidos a los procesos de transición, normalización y consolidación democrática.Esta obra ofrece al estudio de las ciencias políticas, derecho y otras ciencias sociales y humanidades, una compilación del pensamiento político, social y jurídico acerca de la noción del Estado en sus diferentes acepciones y dilemas de su desarrollo teórico. Ente que ha sido objeto de estudio de diversas disciplinas; por lo que hay diferentes interpretaciones de sus características y funciones. Desde las aportaciones clásicas y liberales del Estado, a las contribuciones marxistas y las actuales a favor de la desestatización de la política, pasando por los realistas y críticos del Estado social, entre otros, el fenómeno estatal ha sido objeto de un análisis intenso en la medida que también se ha transformado. De ahí el énfasis para que el estudio del Estado tenga una visión actualizada y multidisciplinaria.El estado moderno implica la revisión de diversos filósofos, políticos e historiadores que, en su tiempo y contexto, identificaron la noción con la actividad de comunidades y ciertas formas de patrimonio como fundamento de la actividad política y de gobierno. Moderadamente al referirse a un conjunto de criterios y principios operativos que regulan la actividad, estructura y organización de la forma política, se concibió como órgano de producción y régimen jurídico y de gobierno.Hoy día la noción de Estado y de sistema político se utiliza indistintamente para hacer referencia a la organización y estructura política de la sociedad. Sin embargo, se reconoce a la democracia como uno de los modelos políticos que permite a una colectividad específica tomar conciencia de sí misma en un marco jurídico. Al concebir la política con diversos modos en que tanto ciudadanos, organizaciones, autoridades y el mercado interactúan y compiten por las preferencias de las mayorías; más específicamente, y en un marco jurídico, el concepto de Estado es considerado desde los diferentes sistemas políticos y electorales, en particular aquellos referidos a los procesos de transición, normalización y consolidación democrática.El estado moderno implica la revisión de diversos filósofos, políticos e historiadores que, en su tiempo y contexto, identificaron la noción con la actividad de comunidades y ciertas formas de patrimonio como fundamento de la actividad política y de gobierno. Moderadamente al referirse a un conjunto de criterios y principios operativos que regulan la actividad, estructura y organización de la forma política, se concibió como órgano de producción y régimen jurídico y de gobierno.Hoy día la noción de Estado y de sistema político se utiliza indistintamente para hacer referencia a la organización y estructura política de la sociedad. Sin embargo, se reconoce a la democracia como uno de los modelos políticos que permite a una colectividad específica tomar conciencia de sí misma en un marco jurídico. Al concebir la política con diversos modos en que tanto ciudadanos, organizaciones, autoridades y el mercado interactúan y compiten por las preferencias de las mayorías; más específicamente, y en un marco jurídico, el concepto de Estado es considerado desde los diferentes sistemas políticos y electorales, en particular aquellos referidos a los procesos de transición, normalización y consolidación democrática.Hoy día la noción de Estado y de sistema político se utiliza indistintamente para hacer referencia a la organización y estructura política de la sociedad. Sin embargo, se reconoce a la democracia como uno de los modelos políticos que permite a una colectividad específica tomar conciencia de sí misma en un marco jurídico. Al concebir la política con diversos modos en que tanto ciudadanos, organizaciones, autoridades y el mercado interactúan y compiten por las preferencias de las mayorías; más específicamente, y en un marco jurídico, el concepto de Estado es considerado desde los diferentes sistemas políticos y electorales, en particular aquellos referidos a los procesos de transición, normalización y consolidación democrática.***Teoría de la ley penal y del delito. Tomo IILa teoría de la ley penal y del delito ha sufrido un sinnúmero de vicisitudes, El ilícito ha sido una constante de la humanidad, aparece a la par que ésta y sin duda, constituye uno de los más dramáticos problemas al que se enfrenta el ser humano.Los delitos tienen infinidad de conformaciones, causan daños irreparables, afectan terriblemente los más preciados valores, desde la vida misma hasta los esenciales aspectos del patrimonio, sin dejar de considerar cuestiones tan primordiales como la libertad sexual, la moralidad y el tan relevante aspecto de la seguridad de las personas; son múltiples los temas que necesariamente se deben ventilar en los ámbitos del derecho punitivo.Estudiar la ley penal es algo que no sólo compete a los abogados, sino a todos los ciudadanos; alguna vez en la vida, por desgracia, tenemos que desafiar al trágico problema de la violencia, de sentirse dañado por el abuso y la falta de respeto a lo que es y que debe ser inviolable. Es por ello que se debe estar preparado, entender bien las dimensiones de la ley penal, y por supuesto, del delito.Por lo anterior, esta obra puede ser consultada por todos, y debe formar parte importante aún de modestas bibliotecas, ya que su consulta es imprescindible.Cabe destacar que el derecho penal sufre una transformación fundamental a partir de la protesta airada que realiza César Bonesana, marqués de Beccaria, en el año 1764, en que publica su obra De los delitos y las penas, la cual es un grito de angustia contra el abuso de la autoridad. Con Bonesana se inicia el periodo humanitario del derecho penal, el cual, en alguna medida, tampoco ha sido la solución, en particular, frente a los grandes abusos de delincuentes.El criminal goza en la actualidad de excesivos, lo que obliga a pensar de manera prioritaria en la víctima del delito. Para favorecer a quien sufre las consecuencias negativas de la incesante criminalidad, resulta indispensable la lectura y análisis de la presente obra atinadamente denominada Teoría de la ley penal y del delito.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.La teoría de la ley penal y del delito ha sufrido un sinnúmero de vicisitudes, El ilícito ha sido una constante de la humanidad, aparece a la par que ésta y sin duda, constituye uno de los más dramáticos problemas al que se enfrenta el ser humano.Los delitos tienen infinidad de conformaciones, causan daños irreparables, afectan terriblemente los más preciados valores, desde la vida misma hasta los esenciales aspectos del patrimonio, sin dejar de considerar cuestiones tan primordiales como la libertad sexual, la moralidad y el tan relevante aspecto de la seguridad de las personas; son múltiples los temas que necesariamente se deben ventilar en los ámbitos del derecho punitivo.Estudiar la ley penal es algo que no sólo compete a los abogados, sino a todos los ciudadanos; alguna vez en la vida, por desgracia, tenemos que desafiar al trágico problema de la violencia, de sentirse dañado por el abuso y la falta de respeto a lo que es y que debe ser inviolable. Es por ello que se debe estar preparado, entender bien las dimensiones de la ley penal, y por supuesto, del delito.Por lo anterior, esta obra puede ser consultada por todos, y debe formar parte importante aún de modestas bibliotecas, ya que su consulta es imprescindible.Cabe destacar que el derecho penal sufre una transformación fundamental a partir de la protesta airada que realiza César Bonesana, marqués de Beccaria, en el año 1764, en que publica su obra De los delitos y las penas, la cual es un grito de angustia contra el abuso de la autoridad. Con Bonesana se inicia el periodo humanitario del derecho penal, el cual, en alguna medida, tampoco ha sido la solución, en particular, frente a los grandes abusos de delincuentes.El criminal goza en la actualidad de excesivos, lo que obliga a pensar de manera prioritaria en la víctima del delito. Para favorecer a quien sufre las consecuencias negativas de la incesante criminalidad, resulta indispensable la lectura y análisis de la presente obra atinadamente denominada Teoría de la ley penal y del delito.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.Los delitos tienen infinidad de conformaciones, causan daños irreparables, afectan terriblemente los más preciados valores, desde la vida misma hasta los esenciales aspectos del patrimonio, sin dejar de considerar cuestiones tan primordiales como la libertad sexual, la moralidad y el tan relevante aspecto de la seguridad de las personas; son múltiples los temas que necesariamente se deben ventilar en los ámbitos del derecho punitivo.Estudiar la ley penal es algo que no sólo compete a los abogados, sino a todos los ciudadanos; alguna vez en la vida, por desgracia, tenemos que desafiar al trágico problema de la violencia, de sentirse dañado por el abuso y la falta de respeto a lo que es y que debe ser inviolable. Es por ello que se debe estar preparado, entender bien las dimensiones de la ley penal, y por supuesto, del delito.Por lo anterior, esta obra puede ser consultada por todos, y debe formar parte importante aún de modestas bibliotecas, ya que su consulta es imprescindible.Cabe destacar que el derecho penal sufre una transformación fundamental a partir de la protesta airada que realiza César Bonesana, marqués de Beccaria, en el año 1764, en que publica su obra De los delitos y las penas, la cual es un grito de angustia contra el abuso de la autoridad. Con Bonesana se inicia el periodo humanitario del derecho penal, el cual, en alguna medida, tampoco ha sido la solución, en particular, frente a los grandes abusos de delincuentes.El criminal goza en la actualidad de excesivos, lo que obliga a pensar de manera prioritaria en la víctima del delito. Para favorecer a quien sufre las consecuencias negativas de la incesante criminalidad, resulta indispensable la lectura y análisis de la presente obra atinadamente denominada Teoría de la ley penal y del delito.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.Estudiar la ley penal es algo que no sólo compete a los abogados, sino a todos los ciudadanos; alguna vez en la vida, por desgracia, tenemos que desafiar al trágico problema de la violencia, de sentirse dañado por el abuso y la falta de respeto a lo que es y que debe ser inviolable. Es por ello que se debe estar preparado, entender bien las dimensiones de la ley penal, y por supuesto, del delito.Por lo anterior, esta obra puede ser consultada por todos, y debe formar parte importante aún de modestas bibliotecas, ya que su consulta es imprescindible.Cabe destacar que el derecho penal sufre una transformación fundamental a partir de la protesta airada que realiza César Bonesana, marqués de Beccaria, en el año 1764, en que publica su obra De los delitos y las penas, la cual es un grito de angustia contra el abuso de la autoridad. Con Bonesana se inicia el periodo humanitario del derecho penal, el cual, en alguna medida, tampoco ha sido la solución, en particular, frente a los grandes abusos de delincuentes.El criminal goza en la actualidad de excesivos, lo que obliga a pensar de manera prioritaria en la víctima del delito. Para favorecer a quien sufre las consecuencias negativas de la incesante criminalidad, resulta indispensable la lectura y análisis de la presente obra atinadamente denominada Teoría de la ley penal y del delito.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.Por lo anterior, esta obra puede ser consultada por todos, y debe formar parte importante aún de modestas bibliotecas, ya que su consulta es imprescindible.Cabe destacar que el derecho penal sufre una transformación fundamental a partir de la protesta airada que realiza César Bonesana, marqués de Beccaria, en el año 1764, en que publica su obra De los delitos y las penas, la cual es un grito de angustia contra el abuso de la autoridad. Con Bonesana se inicia el periodo humanitario del derecho penal, el cual, en alguna medida, tampoco ha sido la solución, en particular, frente a los grandes abusos de delincuentes.El criminal goza en la actualidad de excesivos, lo que obliga a pensar de manera prioritaria en la víctima del delito. Para favorecer a quien sufre las consecuencias negativas de la incesante criminalidad, resulta indispensable la lectura y análisis de la presente obra atinadamente denominada Teoría de la ley penal y del delito.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.Cabe destacar que el derecho penal sufre una transformación fundamental a partir de la protesta airada que realiza César Bonesana, marqués de Beccaria, en el año 1764, en que publica su obra De los delitos y las penas, la cual es un grito de angustia contra el abuso de la autoridad. Con Bonesana se inicia el periodo humanitario del derecho penal, el cual, en alguna medida, tampoco ha sido la solución, en particular, frente a los grandes abusos de delincuentes.El criminal goza en la actualidad de excesivos, lo que obliga a pensar de manera prioritaria en la víctima del delito. Para favorecer a quien sufre las consecuencias negativas de la incesante criminalidad, resulta indispensable la lectura y análisis de la presente obra atinadamente denominada Teoría de la ley penal y del delito.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.El criminal goza en la actualidad de excesivos, lo que obliga a pensar de manera prioritaria en la víctima del delito. Para favorecer a quien sufre las consecuencias negativas de la incesante criminalidad, resulta indispensable la lectura y análisis de la presente obra atinadamente denominada Teoría de la ley penal y del delito.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.***Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.Teoría general del proceso. Tomo IIIEl presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.El presente texto es una herramienta pedagógica dirigida a los estudiantes de la carrera de derecho, quienes en los inicios de su ejercicio profesional abordan el estudio de la teoría general del proceso y del género mayor postulado por el emérito Fernando Flores García: La teoría general de la composición del litigio.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.El interés de los autores por esta materia deviene desde 1983 cuando la cursaron con el profesor emérito Cipriano Gómez Lara, y desde entonces, de una forma u otra, han cultivado menesteres de la ciencia adjetiva.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.La obra comprende 30 unidades que cumplen con el programa oficial de la materia de la facultad de derecho de la UNAM y otras universidades como la Universidad Panamericana, donde Alberto Said e Isidro González imparten la asignatura.

    Atributos LU

    TítuloColección cursos jurídicos temáticos hispanoamericanos: Teoría general del estado, Teoría de la ley penal y el delito y Teoría general del proceso. 3 Tomos
    Casa EditorialThe Anglo Publishing House Ltd
    AutorVarios
    Tabla de Contenido

    Tomo I

    Presentación

    Unidad 1
    Fundamentos de la teoría general del Estado


    1.1. El estado como objeto de conocimiento
    1.2. Disciplinas que se ocupan del estudio del Estado
    1.3. Teoría del Estado en el conocimiento político
    1.4. Método en el conocimiento político
    1.5. Nombre y concepto de Estado
    1.6. Diversas concepciones del Estado
    1.7. Estado y derecho

    Unidad 2
    Historia de la teoría general del Estado


    2.1. El pensamiento político antiguo
    2.2. Desarrollo de las ideas políticas de la edad media
    2.3. El pensamiento político en el absolutismo
    2.4. Las ideas políticas en los orígenes del movimiento democrático constitucional
    2.5. Teoría política en los siglos XIX y XX

    Unidad 3
    Desarrollo de la teoría general del Estado


    3.1. Elemento humano del Estado: el pueblo
    3.2. Elemento físico del Estado: el territorio
    3.3. El elemento formal del Estado: la autoridad
    3.4. Caracteres esenciales del Estado
    3.5. Vida del Estado

    Unidad 4
    La estimativa en la teoría del Estado


    4.1. Origen y justificación del Estado
    4.2. Fines y valores del Estado
    4.3. Personalismo y transpersonalismo

    Bibliografía

    Índice de materias

    ***

    Tomo II

    Introducción

    Unidad 1
    Derecho penal y ley penal


    1.1. Breve historia del derecho penal
    1.2. Dogmática jurídico penal o ciencia jurídico penal
    1.3. Caracteres del derecho penal
    1.4. Ley penal
    1.5. Interpretación de la norma penal
    1.6. Concurso aparente de leyes penales y criterios de solución

    Unidad 2
    El delito


    2.1. Noción general del delito y noción jurídica
    2.2. Presupuestos del delito
    2.3. Elementos o aspectos del delito: positivo y negativo
    2.4. Formas de comisión y clasificación del delito
    2.5. Tentativa
    2.6. Autoría y participación
    2.7. Conducta y su ausencia
    2.8. Delito de acción en el resultado y la relación de casualidad
    2.9. Tipicidad y su ausencia
    2.10. Antijuridicidad y la licitud

    Unidad 3
    Elementos del delito que sustentan la responsabilidad personal

    3.1. Imputabilidad penal y su ausencia
    3.2. Imputabilidad
    3.3. Culpabilidad
    3.4. Causas de inculpabilidad o ilicitud

    Unidad 4
    La punibilidad


    4.1. Estado de derecho y derecho a castigar. Límites del ius puniendi
    4.2. Condiciones objetivas de punibilidad. Concepto
    4.3. Ausencia de condiciones objetivas de punibilidad
    4.4. Punibilidad, penas y excluyentes de responsabilidad
    4.5. Aspecto negativo de la punibilidad

    Unidad 5
    Sistemas doctrinales relacionados con el delito


    5.1. Principales doctrinas de la teoría del delito
    5.2. Causalismo
    5.3. Teoría sociologista y la acción social
    5.4. Finalismo
    5.5. Modelo lógico del derecho penal
    5.6. Funcionalismo

    Bibliografía

    Índice de materias

    ***

    Tomo III

    Prólogo

    Introducción

    Abreviaturas y siglas

    Unidad 1
    Nociones generales


    1.1. Exposición introductiva
    1.2. Razón de ser de los procesos jurisdiccionales
    1.3. Litigio: concepto y elementos
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 2
    Diversas formas de solución de los litigios


    2.1. Autotutela
    2.2. Autocomposición
    2.3. Figuras intermedias entre la autocomposición
    2.4. Hetercomposición
    2.5. Equivalentes jurisdiccionales
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 3
    Ciencia del derecho procesal


    3.1. Teoría del proceso
    3.2. Derecho procesal
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 4
    Evolución del pensamiento y legislación procesal


    4.1. Evolución del pensamiento procesal hasta llegar a la autonomía del derecho procesal
    4.2. Evolución legislativa procesal hispana y mexicana
    4.3. “Mexicanización” procesal (1821-1872)
    4.4. Ley de procedimientos judiciales de 1857
    4.5. Ley para el arreglo de la administración de justicia (Zuloaga-1858)
    4.6. Legislación procesal civil
    4.7. Legislación procesal penal
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 5
    Fuentes del derecho procesal

    5.1. Fuentes del derecho procesal
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 6
    Unidad procesal


    6.1. Unidad o diversidad procesal en el campo de la ciencia procesal
    6.2. Ciencia unitaria procesal en la historia jurídica procesal en la deontología judicial
    6.3. Razones según Gómez Lara que fundamentan la unidad de lo procesal
    6.4. Unidad legislativa procesal
    6.5. Unidad jurisdiccional
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 7
    La ley procesal


    7.1. Concepto y ubicación de la ley procesal
    7.2. Interpretación de la ley procesal realizada por los jueces, según clasificación de Rodolfo Luis Vigo
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 8
    Conceptos fundamentales


    8.1. Exposición de los conceptos fundamentales del derecho procesal
    8.2. Exposición de diversas figuras vinculadas con las categorías procesales
    8.3. Crítica a la trilogía estructural del proceso
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 9
    Acción procesal


    9.1. Generalidades respecto al problema para determinar la naturaleza y concepto de la acción
    9.2. Concepto, naturaleza jurídica, evolución y autonomía de la acción procesal a partir de la segunda mitad del siglo XIX
    9.3. Principales teorías contemporáneas acerca de la naturaleza de la acción
    9.4. Acción como acto o instancia proyectiva según Humberto Briceño Sierra
    9.5. Acciones colectivas
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 10
    Defensa y excepción


    10.1. Derecho de defensa en juicio
    10.2. Concepto de excepción
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 11
    Presupuestos procesales


    11.1. Generalidades
    11.2. Determinación
    11.3. Excepciones y presupuestos procesales más importantes
    11.4. Audiencia previa, de conciliación, y de excepciones procesales
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 12
    Jurisdicción


    12.1. Concepto
    12.2. Conflictos de atribuciones
    12.3. Funciones jurisdiccionales efectuadas por órganos que no pertenecen al poder judicial
    Esquemas
    Cuestionario

    Unidad 13
    Competencia


    13.1. Concepto
    13.2. Competencia objetiva
    13.3. Competencia subjetiva
    13.4. Competencia federal, local y distrital
    13.5. Competencia alternativa
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 14
    Órganos jurisdiccionales y jueces


    14.1. Actividad judicial y función jurisdiccional
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 15
    Secretariado judicial


    15.1. Funcionario judiciales
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 16
    Ministerio público


    16.1. Concepto
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 17
    Partes
    Esquemas
    Cuestionarios


    Unidad 18
    Representación


    18.1. Representación dentro de un proceso
    18.2. Abogado
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 19
    Terceros en el proceso


    19.1. Tercero en el proceso
    19.2. Terceristas
    19.3. Coadyuvancia con el ministerio público
    19.4. Terceros perjudicados en el juicio de amparo
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 20
    Proceso jurisdiccional


    20.1. Definición del proceso
    20.2. Características y función del proceso
    20.3. Naturaleza jurídica del proceso
    20.4. Principios procesales
    20.5. Acumulación en el proceso civil
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 21
    Proceso y procedimiento


    21.1. Proceso, juicio y procedimiento
    21.2. Formalidades esenciales del procedimiento
    21.3. Procedimientos paraprocesales
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 22
    Tiempo y proceso


    22.1. Tiempo en el proceso
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 23
    Hechos y actos procesales


    23.1. Hecho jurídico-procesal y acto jurídico-procesal
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 24
    Lugar y sede de los actos procesales


    24.1. Sede judicial
    24.2. Derechos, deberes, expectativas y cargas procesales
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 25
    Nulidad de los actos procesales


    25.1. Concepto
    25.2. Principios rectores del acto procesal afectado de nulidad
    25.3. Grados de nulidad y formas de promoverla
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 26
    Prueba


    26.1. Concepto
    26.2. Sistemas de valoración de la prueba
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 27
    Resoluciones judiciales


    27.1. Concepto y clasificación de las resoluciones judiciales
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 28
    Cosa juzgada

    28.1. Concepto
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 29
    Impugnación de las resoluciones judiciales


    29.1. Teoría general de la impugnación
    Esquemas
    Cuestionarios

    Unidad 30
    Teoría de la ejecución


    30.1. Ejecución de las sentencias judiciales en general
    Esquemas
    Cuestionarios

    Bibliografía

    Índice onomástico

    Índice de materias

    TipoLibro
    ISXN970984945X
    Año de Edición2007
    Núm. Páginas953
    Peso (Físico)2150
    Tamaño (Físico)17.5 x 23.5 cm

    Títulos Similares