ENVÍO GRATIS a toda Colombia con compras superiores a $ 79.000 (*)
Temas VariosLibros ImpresosEl psicodrama y la vida

SINOPSIS:

Este libro no está escrito como un manual didáctico, se puede leer sin método previo, eligiendo un capítulo u otro según el humor del momento, dejándose llevarComo la marea que sube y baja, ola tras ola, dejando al descubierto a veces otros rincones de la orilla, el lector puede retroceder improvisadamente, o dejarse arrastrar en un empuje irresistible.Se le invita a participar en una experiencia, pues el psicodrama, o teatro espontáneo, debe ser vivido y sentido antes de enriquecer nuestro conocimiento.Basado en la facultad que conserva todo adulto de volver a enraizarse a través del juego en el humus de su infancia, el psicodrama se sitúa entre los medios más eficaces de encuentro interpersonal.Hay que disciplinar la afectividad, desenredar sus lazos, dejándole también lugar para la expresión a través del diálogo, para poder correr sin peligro el riesgo de quitarse la propia máscara.Desde el punto de vista terapéutico, según el camino iniciado por Moreno, el psicodrama es en el tratamiento de los enfermos mentales (1) un instrumento irremplazable para la de los impulsos, para la liberación psíquica. Incluso con los esquizofrénicos este método ha permitido restablecer el contacto, siempre que se respete su propio ritmo, y partiendo de los elementos más simples, como la tierra, el agua, el aire y el fuego.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.Como la marea que sube y baja, ola tras ola, dejando al descubierto a veces otros rincones de la orilla, el lector puede retroceder improvisadamente, o dejarse arrastrar en un empuje irresistible.Se le invita a participar en una experiencia, pues el psicodrama, o teatro espontáneo, debe ser vivido y sentido antes de enriquecer nuestro conocimiento.Basado en la facultad que conserva todo adulto de volver a enraizarse a través del juego en el humus de su infancia, el psicodrama se sitúa entre los medios más eficaces de encuentro interpersonal.Hay que disciplinar la afectividad, desenredar sus lazos, dejándole también lugar para la expresión a través del diálogo, para poder correr sin peligro el riesgo de quitarse la propia máscara.Desde el punto de vista terapéutico, según el camino iniciado por Moreno, el psicodrama es en el tratamiento de los enfermos mentales (1) un instrumento irremplazable para la de los impulsos, para la liberación psíquica. Incluso con los esquizofrénicos este método ha permitido restablecer el contacto, siempre que se respete su propio ritmo, y partiendo de los elementos más simples, como la tierra, el agua, el aire y el fuego.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.Se le invita a participar en una experiencia, pues el psicodrama, o teatro espontáneo, debe ser vivido y sentido antes de enriquecer nuestro conocimiento.Basado en la facultad que conserva todo adulto de volver a enraizarse a través del juego en el humus de su infancia, el psicodrama se sitúa entre los medios más eficaces de encuentro interpersonal.Hay que disciplinar la afectividad, desenredar sus lazos, dejándole también lugar para la expresión a través del diálogo, para poder correr sin peligro el riesgo de quitarse la propia máscara.Desde el punto de vista terapéutico, según el camino iniciado por Moreno, el psicodrama es en el tratamiento de los enfermos mentales (1) un instrumento irremplazable para la de los impulsos, para la liberación psíquica. Incluso con los esquizofrénicos este método ha permitido restablecer el contacto, siempre que se respete su propio ritmo, y partiendo de los elementos más simples, como la tierra, el agua, el aire y el fuego.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.Basado en la facultad que conserva todo adulto de volver a enraizarse a través del juego en el humus de su infancia, el psicodrama se sitúa entre los medios más eficaces de encuentro interpersonal.Hay que disciplinar la afectividad, desenredar sus lazos, dejándole también lugar para la expresión a través del diálogo, para poder correr sin peligro el riesgo de quitarse la propia máscara.Desde el punto de vista terapéutico, según el camino iniciado por Moreno, el psicodrama es en el tratamiento de los enfermos mentales (1) un instrumento irremplazable para la de los impulsos, para la liberación psíquica. Incluso con los esquizofrénicos este método ha permitido restablecer el contacto, siempre que se respete su propio ritmo, y partiendo de los elementos más simples, como la tierra, el agua, el aire y el fuego.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.Hay que disciplinar la afectividad, desenredar sus lazos, dejándole también lugar para la expresión a través del diálogo, para poder correr sin peligro el riesgo de quitarse la propia máscara.Desde el punto de vista terapéutico, según el camino iniciado por Moreno, el psicodrama es en el tratamiento de los enfermos mentales (1) un instrumento irremplazable para la de los impulsos, para la liberación psíquica. Incluso con los esquizofrénicos este método ha permitido restablecer el contacto, siempre que se respete su propio ritmo, y partiendo de los elementos más simples, como la tierra, el agua, el aire y el fuego.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.Desde el punto de vista terapéutico, según el camino iniciado por Moreno, el psicodrama es en el tratamiento de los enfermos mentales (1) un instrumento irremplazable para la de los impulsos, para la liberación psíquica. Incluso con los esquizofrénicos este método ha permitido restablecer el contacto, siempre que se respete su propio ritmo, y partiendo de los elementos más simples, como la tierra, el agua, el aire y el fuego.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.desinhibición controlada de los impulsos, para la liberación psíquica. Incluso con los esquizofrénicos este método ha permitido restablecer el contacto, siempre que se respete su propio ritmo, y partiendo de los elementos más simples, como la tierra, el agua, el aire y el fuego.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.Escuela de expresión humana, de espontaneidad, de comunicación, este método es capaz, dependiendo del grado de autenticidad de nuestro compromiso, de adaptarnos mejor a la realidad, restituyendo a nuestra vida su dimensión de aventura.

Características:

Atributos LU
Año de Edición
1977
Descatalogado
SI
Tipo
Libro
Autor
Pierre Bour
ISXN
9788470302582
Idioma
Español
Núm. Páginas
350
Peso (Físico)
620
Tamaño (Físico)
17 x 24
Título
El psicodrama y la vida
Botón empaque navideño
ISBN: 9788470302582
Referencia: 20437

Libro Impreso
Distrididactika
Libro descatalogado