Escoge la categoría

Enciclopedia de las Antiguas Civilizaciones

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte


    94_9788466210458_stoa
    Enciclopedia de las Antiguas Civilizaciones
    222837
    En sólo unos pocos miles de años los seres humanos han pasado de cazadores, durante la Edad de Piedra, a sofisticados tecnócratas, en la actualidad. Este libro narra la historia de los pueblos del mundo antiguo y nos muestra cómo sentaron las bases del mundo moderno.En el remoto pasado humano, las personas vivían en tribus nómadas que cazaban animales y recolectaban semillas, frutos y hierbas silvestres para alimentarse. Vivían en refugios de roca o en moradas primitivas, trasladándose de lugar en lugar para encontrar más comida. Los arqueólogos llaman «cazadores-recolectores» a las personas que viven de este modo. En el transcurso de un largo periodo de tiempo, algunos de estos cazadores recolectores se dieron cuenta de que había cosas que podían hacer para aumentar la cantidad de comida que recogían. Los aborígenes australianos, por ejemplo, descubrieron que podían utilizar el fuego para quemar la vegetación existente. Esto hacía que creciera hierba fresca, lo que atraía a los animales herbívoros y facilitaba la caza. Otros aborígenes descubrieron que podían aumentar el número de ñames cortando la parte superior del tubérculo y volviéndola a colocar en el suelo, donde crecía de nuevo. De este modo, los cazadores-recolectores se convirtieron poco a poco en agricultores, que plantaban cosechas deliberadamente y permanecían en un mismo emplazamiento para poder recoger la cosecha. Con la agricultura vinieron los poblados, que poco a poco crecieron en tamaño. La cosecha se almacenaba, para que todos tuvieran acceso a la comida durante el año. Dado que no todo el mundo tenía que trabajar la tierra para conseguir suficiente comida para alimentar a todos los habitantes del poblado, algunas personas dispusieron de tiempo para poder desarrollar sus habilidades artesanas, explotar minas de metales o comerciar con otros pueblos. Así fue como la sociedad en especial el jefe se hizo más rica.Contiene Fotografías e Ilustraciones a todo color. Impreso en papel esmaltadoEn el remoto pasado humano, las personas vivían en tribus nómadas que cazaban animales y recolectaban semillas, frutos y hierbas silvestres para alimentarse. Vivían en refugios de roca o en moradas primitivas, trasladándose de lugar en lugar para encontrar más comida. Los arqueólogos llaman «cazadores-recolectores» a las personas que viven de este modo. En el transcurso de un largo periodo de tiempo, algunos de estos cazadores recolectores se dieron cuenta de que había cosas que podían hacer para aumentar la cantidad de comida que recogían. Los aborígenes australianos, por ejemplo, descubrieron que podían utilizar el fuego para quemar la vegetación existente. Esto hacía que creciera hierba fresca, lo que atraía a los animales herbívoros y facilitaba la caza. Otros aborígenes descubrieron que podían aumentar el número de ñames cortando la parte superior del tubérculo y volviéndola a colocar en el suelo, donde crecía de nuevo. De este modo, los cazadores-recolectores se convirtieron poco a poco en agricultores, que plantaban cosechas deliberadamente y permanecían en un mismo emplazamiento para poder recoger la cosecha. Con la agricultura vinieron los poblados, que poco a poco crecieron en tamaño. La cosecha se almacenaba, para que todos tuvieran acceso a la comida durante el año. Dado que no todo el mundo tenía que trabajar la tierra para conseguir suficiente comida para alimentar a todos los habitantes del poblado, algunas personas dispusieron de tiempo para poder desarrollar sus habilidades artesanas, explotar minas de metales o comerciar con otros pueblos. Así fue como la sociedad en especial el jefe se hizo más rica.Contiene Fotografías e Ilustraciones a todo color. Impreso en papel esmaltadoEn el transcurso de un largo periodo de tiempo, algunos de estos cazadores recolectores se dieron cuenta de que había cosas que podían hacer para aumentar la cantidad de comida que recogían. Los aborígenes australianos, por ejemplo, descubrieron que podían utilizar el fuego para quemar la vegetación existente. Esto hacía que creciera hierba fresca, lo que atraía a los animales herbívoros y facilitaba la caza. Otros aborígenes descubrieron que podían aumentar el número de ñames cortando la parte superior del tubérculo y volviéndola a colocar en el suelo, donde crecía de nuevo. De este modo, los cazadores-recolectores se convirtieron poco a poco en agricultores, que plantaban cosechas deliberadamente y permanecían en un mismo emplazamiento para poder recoger la cosecha. Con la agricultura vinieron los poblados, que poco a poco crecieron en tamaño. La cosecha se almacenaba, para que todos tuvieran acceso a la comida durante el año. Dado que no todo el mundo tenía que trabajar la tierra para conseguir suficiente comida para alimentar a todos los habitantes del poblado, algunas personas dispusieron de tiempo para poder desarrollar sus habilidades artesanas, explotar minas de metales o comerciar con otros pueblos. Así fue como la sociedad en especial el jefe se hizo más rica.Contiene Fotografías e Ilustraciones a todo color. Impreso en papel esmaltadoCon la agricultura vinieron los poblados, que poco a poco crecieron en tamaño. La cosecha se almacenaba, para que todos tuvieran acceso a la comida durante el año. Dado que no todo el mundo tenía que trabajar la tierra para conseguir suficiente comida para alimentar a todos los habitantes del poblado, algunas personas dispusieron de tiempo para poder desarrollar sus habilidades artesanas, explotar minas de metales o comerciar con otros pueblos. Así fue como la sociedad en especial el jefe se hizo más rica.Contiene Fotografías e Ilustraciones a todo color. Impreso en papel esmaltadoNota: Contiene Fotografías e Ilustraciones a todo color. Impreso en papel esmaltado

    Atributos LU

    AutorShona Grimbly
    Tabla de ContenidoIntroducción

    1. Oriente próximo, oriente medio y África
    2. Europa
    3. La India y el Lejano Oriente
    4. El continente americano
    5. Oceanía
    6. Por entre las distintas culturas

    Cronología
    Notas del traductor
    Índice
    TipoGran formato
    ISXN9788466210454
    Año de Edición2005
    Núm. Páginas0
    Peso (Físico)1670
    Tamaño (Físico)21.5 x 30.5 cm
    TítuloEnciclopedia de las Antiguas Civilizaciones

    Títulos Similares