Escoge la categoría

Grandeza y decadencia de César Birotteau, perfumista. La casa Nucingen

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte

    Por: $103.000,00ou X de


    Comprar
    2167_grandeza_y_decadencia_prom
    Grandeza y decadencia de César Birotteau, perfumista. La casa Nucingen
    Por: $103.000,00ou
    48x de $2.145,83
    sem juros
    ComprarVendedor Libreria de la U
    49624
    Esta obra es una de las novelas más emblemáticas de . En ella quiso Balzac elevar a rango de héroe novelesco al propietario de una perfumería, al que los honores que recibe tras una vida de «probidad comercial» empujan al deseo de hacerse «un lugar en la sociedad elegante» y de aumentar su fortuna mediante una operación de «comercio abstracto», es decir, una de las que permiten llevarse «lo más sustancioso de las ganancias antes de que haya ganancias». Se embarca, en fin, en una especulación de terrenos... sin percatarse de que de detrás de ella acecha la venganza de un antiguo empleado suyo, ahora banquero y arribista sin escrúpulos. «Ojalá esta historia dice su narrador sea el poema de las vicisitudes burguesas de las que ninguna voz se acordó, porque parecían totalmente desprovistas de grandeza, mientras que, por eso mismo, son desmedidas» Balzac decía que César Birotteau era «la cara de una medalla que circulará por todas las categorías sociales. La cruz es La Casa Nucingen. Son historias que nacieron gemelas». En este volumen se incluye, pues, también (1837), una excepcional nouvelle sobre el origen de las grandes fortunas financieras y «ciertamente como ha señalado la crítica el texto más venenoso de ». Juntas, componen un fresco del poder económico en el París de la Restauración tan minucioso y representativo que, casi dos siglos después, ilustra asombrosamente los mecanismos de las propias sociedades capitalistas.La comedia humana. En ella quiso Balzac elevar a rango de héroe novelesco al propietario de una perfumería, al que los honores que recibe tras una vida de «probidad comercial» empujan al deseo de hacerse «un lugar en la sociedad elegante» y de aumentar su fortuna mediante una operación de «comercio abstracto», es decir, una de las que permiten llevarse «lo más sustancioso de las ganancias antes de que haya ganancias». Se embarca, en fin, en una especulación de terrenos... sin percatarse de que de detrás de ella acecha la venganza de un antiguo empleado suyo, ahora banquero y arribista sin escrúpulos. «Ojalá esta historia dice su narrador sea el poema de las vicisitudes burguesas de las que ninguna voz se acordó, porque parecían totalmente desprovistas de grandeza, mientras que, por eso mismo, son desmedidas» Balzac decía que César Birotteau era «la cara de una medalla que circulará por todas las categorías sociales. La cruz es La Casa Nucingen. Son historias que nacieron gemelas». En este volumen se incluye, pues, también (1837), una excepcional nouvelle sobre el origen de las grandes fortunas financieras y «ciertamente como ha señalado la crítica el texto más venenoso de ». Juntas, componen un fresco del poder económico en el París de la Restauración tan minucioso y representativo que, casi dos siglos después, ilustra asombrosamente los mecanismos de las propias sociedades capitalistas.Balzac decía que César Birotteau era «la cara de una medalla que circulará por todas las categorías sociales. La cruz es La Casa Nucingen. Son historias que nacieron gemelas». En este volumen se incluye, pues, también (1837), una excepcional nouvelle sobre el origen de las grandes fortunas financieras y «ciertamente como ha señalado la crítica el texto más venenoso de ». Juntas, componen un fresco del poder económico en el París de la Restauración tan minucioso y representativo que, casi dos siglos después, ilustra asombrosamente los mecanismos de las propias sociedades capitalistas. La Casa Nucingen (1837), una excepcional nouvelle sobre el origen de las grandes fortunas financieras y «ciertamente como ha señalado la crítica el texto más venenoso de ». Juntas, componen un fresco del poder económico en el París de la Restauración tan minucioso y representativo que, casi dos siglos después, ilustra asombrosamente los mecanismos de las propias sociedades capitalistas.La comedia humana». Juntas, componen un fresco del poder económico en el París de la Restauración tan minucioso y representativo que, casi dos siglos después, ilustra asombrosamente los mecanismos de las propias sociedades capitalistas.

    Atributos LU

    Tamaño (Físico)16.5 x 23 cm
    Peso (Físico)810
    Núm. Páginas441
    Año de Edición2005
    ISXN9788484282754
    TipoLibro
    Tabla de ContenidoNota al texto
    Grandeza y decadencia de César Birotteau, perfumista

    Prefacio a la primera edición (1838)

    I. César en pleno apogeo
    II. César tiene que habérselas con la desgracia

    La Casa Nucingen
    AutorHonoré de Balzac
    Casa EditorialAlba Editorial
    TítuloGrandeza y decadencia de César Birotteau, perfumista. La casa Nucingen

    Títulos Similares