Escoge la categoría

Justicia distributiva para América Latina: una propuesta desde la doctrina social de la iglesia

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte

    Por: $80.000,00ou X de


    Comprar
    441_justicia_distributiva
    Justicia distributiva para América Latina: una propuesta desde la doctrina social de la iglesia
    Por: $80.000,00ou
    48x de $1.666,66
    sem juros
    ComprarVendedor Libreria de la U
    151512
    América Latina está inmersa en una situación de extrema pobreza, signada por la injusticia distributiva y sin un futuro con oportunidades para las nuevas generaciones. Afectada negativamente por una falta de equidad en las relaciones internacionales, a su vez, no acierta en cumplir con los requisitos que le permitan ser artífice de su propio destino. Propuestas de izquierda y derecha, liberales o estatistas y múltiples idas y venidas en uno u otro sentido, no han conseguido ni siquiera congelar el avance hacia el problema crucial: la pobreza extrema y generalizada en América Latina. Ante esta realidad contundente que choca con fuerza contra el principio que establece el derecho al uso común de los bienes de la tierra, para el desarrollo de todo el hombre en un mundo más humano, se hace necesario afrontar los cambios en la economía en base a una filosofía social que reconstruya el entramado social a partir de nuevos valores. ÇAnte este desafío, el socialcristianismo ofrece una visión trascendente del hombre que orienta las propuestas para el dominio del mundo material, de tal forma que su producido sea puesto al servicio de todos los hombres. Siempre se trató en América Latina de plantear falsas opciones, en el sentido de producir y luego distribuir o privilegiar la distribución complicando la acumulación y llevando así a una lucha permanente por la distribución del ingreso. Esto demuestra la necesidad de contar con una filosofía social congruente si se desea satisfacer, simultáneamente, los requisitos de crecimiento y distribución. Así, la necesidad de establecer mecanismos de distribución y participación dentro de un renovado contrato de trabajo que regle las relaciones entre los factores productivos; el diseño de nuevas formas de acceso a los beneficios del progreso técnico; el funcionamiento de una economía de empresa que privilegie la ética como ventaja competitiva; un Estado redefinido en su importante función de empresario indirecto que contribuye a un orden social participativo, base de la justicia distributiva; el establecimiento de la solidaridad como un principio estable para atender la pobreza y la marginalidad con un importante aporte de la sociedad civil; la educación vinculada a la producción como base para el libre acceso a las oportunidades y la generación de múltiples formas de apropiación no estatal y una presencia activa de América Latina en la economía mundial por medio de la integración económica regional que la haga artífice de su propio destino, a fin de conseguir la máxima utilización de sus abundantes recursos humanos y materiales, se constituyen en el centro de una gran transformación mirando al Siglo XXI. ¿Cómo vertebrar estos desafíos para responderle al hombre latinoamericano con una propuesta que oriente la acción futura con centro en la justicia distributiva, de tal forma que facilite la superación de un mundo menos humano hacia otro más humano La pobreza en América Latina no será superada con voluntarismo. Precisamente, el libro trata de proponer y hacer comprender los ámbitos centrales que un compromiso con América Latina debería contener. La propuesta, a su vez, no es dubitativa. Responde a una visión socialcristiana del hombre y del mundo en un marco de diálogo y preocupación universal por el futuro del hombre.Ante este desafío, el socialcristianismo ofrece una visión trascendente del hombre que orienta las propuestas para el dominio del mundo material, de tal forma que su producido sea puesto al servicio de todos los hombres. Siempre se trató en América Latina de plantear falsas opciones, en el sentido de producir y luego distribuir o privilegiar la distribución complicando la acumulación y llevando así a una lucha permanente por la distribución del ingreso. Esto demuestra la necesidad de contar con una filosofía social congruente si se desea satisfacer, simultáneamente, los requisitos de crecimiento y distribución. Así, la necesidad de establecer mecanismos de distribución y participación dentro de un renovado contrato de trabajo que regle las relaciones entre los factores productivos; el diseño de nuevas formas de acceso a los beneficios del progreso técnico; el funcionamiento de una economía de empresa que privilegie la ética como ventaja competitiva; un Estado redefinido en su importante función de empresario indirecto que contribuye a un orden social participativo, base de la justicia distributiva; el establecimiento de la solidaridad como un principio estable para atender la pobreza y la marginalidad con un importante aporte de la sociedad civil; la educación vinculada a la producción como base para el libre acceso a las oportunidades y la generación de múltiples formas de apropiación no estatal y una presencia activa de América Latina en la economía mundial por medio de la integración económica regional que la haga artífice de su propio destino, a fin de conseguir la máxima utilización de sus abundantes recursos humanos y materiales, se constituyen en el centro de una gran transformación mirando al Siglo XXI. ¿Cómo vertebrar estos desafíos para responderle al hombre latinoamericano con una propuesta que oriente la acción futura con centro en la justicia distributiva, de tal forma que facilite la superación de un mundo menos humano hacia otro más humano La pobreza en América Latina no será superada con voluntarismo. Precisamente, el libro trata de proponer y hacer comprender los ámbitos centrales que un compromiso con América Latina debería contener. La propuesta, a su vez, no es dubitativa. Responde a una visión socialcristiana del hombre y del mundo en un marco de diálogo y preocupación universal por el futuro del hombre.¿Cómo vertebrar estos desafíos para responderle al hombre latinoamericano con una propuesta que oriente la acción futura con centro en la justicia distributiva, de tal forma que facilite la superación de un mundo menos humano hacia otro más humano La pobreza en América Latina no será superada con voluntarismo. Precisamente, el libro trata de proponer y hacer comprender los ámbitos centrales que un compromiso con América Latina debería contener. La propuesta, a su vez, no es dubitativa. Responde a una visión socialcristiana del hombre y del mundo en un marco de diálogo y preocupación universal por el futuro del hombre.

    Atributos LU

    TítuloJusticia distributiva para América Latina: una propuesta desde la doctrina social de la iglesia
    AutorCarlos Vido Kesman
    Tabla de ContenidoÍndice general
    Abreviaturas utilizadas  
    El propósito de este libro  

    Capítulo I
    Concepciones Globales de la Doctrina Social de la Iglesia


    Introducción  
    Caracterización de las organizaciones económicas vigentes en el mundo actual  
    Consideraciones generales  
    Panorama de los sistemas económicos al cabo de la década de los '80 (versión de la Doctrina Social de la Iglesia)  
    Concepciones de la Doctrina Social de la Iglesia para el desarrollo de la  actividad humana vinculada al hecho económico 

    1. La iniciativa personal y privada en la vida económica  
    2. Acumulación y Crecimiento. Condición de largo plazo que garantiza la justicia del proceso 

    3. La distribución del ingreso. Su relación con el proceso de acumulación y crecimiento  
    3.1. El trabajo y el capital  
    3.2. El valor clave del salario y del empleo  
    3.3. El problema de la propiedad de los medios de producción  
    3.4. Participación  
    El Estado. Funciones. El principio de subsidiariedad y la naturaleza de la actividad del Estado  

    Capítulo II
    La Participación como guía para reconstruir la organización de la producción


    Introducción  

    I. Organización social participativa 

    1. Condiciones para desarrollar una organización social participativa  
    2. Las limitaciones 

    II. Empresa y participación 

    1. Participación en las decisiones y responsabilidades de la empresa  
    2. Naturaleza comunitaria y persona lista de la empresa 

    III. La participación plena y el concepto de Nación  
    La categoría Nación y su importancia para el logro de la plena participación individual y de grupos intermedios

    IV. Participación en los bienes de consumo y en la propiedad  
    La participación en la distribución de los bienes necesarios para la satisfacción de las necesidades  
    La Participación en la riqueza y en la propiedad de los medios de producción 

    V. Globalización y Participación  

    Capítulo III
    El Empresario


    Introducción  
    El Dominio de la Naturaleza 

    I. El dominio privado de los bienes y su restricción social  
    La Creación y el necesario trabajo del hombre para su dominio  
    La propiedad en el mundo actual  
    El empresario y la empresa 

    II. El empresario en una sociedad moderna  
    La empresa como comunidad de personas y la globalización  
    Los beneficios y la finalidad última de la empresa 

    III. Un concepto clave sobre el empresario  
    1. Empresarios directo e indirecto 

    IV. Vocación empresarial y ética  

    V. El capital y el trabajo unidos en un compromiso común  
    1. Hacia una nueva relación entre el capital y el trabajo  
    2. El mundo del trabajo en una economía integrada al mundo  

    Capítulo IV
    El desarrollo de los pueblos


    Introducción 

    I. Una visión superadora del desarrollo económico 

    1. La nueva dimensión de la cuestión social  
    2. La visión cristiana del desarrollo  
    3. El verdadero desarrollo  
    4. Lo "menos humano" a superar  
    5. El objetivo de "lo más humano"  
    6. La creación entera es para el hombre  
    7. Todo al servicio del hombre por medio de un humanismo pleno  
    8. Desarrollo es el nuevo nombre de la Paz  
    9. En este desafío todos somos solidarios (PP, 81 a 87)  
    10. EI desafío de transformar el mundo vigente hoy más que nunca  
    11. EI desarrollo no es un proceso rectilíneo  
    12. Los alcances del verdadero desarrollo y la diferencia clave entre ser y tener  
    13. La caída del muro de Berlín y las nuevas relaciones internacionales mirando a los países en desarrollo 

    II. Justicia en el intercambio comercial 

    1. La mayor responsabilidad es de los países más favorecidos  
    2. Las relaciones comerciales entre desarrollados y en desarrollo deben responder a un mismo criterio  
    3. Hacia un mundo solidario: Pueblos artífices de su destino  
    3.1. El regionalismo abierto, los bloques comerciales y la globalización financiera: caminos hacia un mundo más solidario
    3.2. El Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA): Un desafío concreto para que América Latina sea artífice de su propio destino
     
    III. Obstáculos y caminos para el desarrollo  
    1. Obstáculos al desarrollo de los pueblos  
    2. El camino a seguir para lograr el desarrollo de los pueblos  

    Capítulo V
    El camino a recorrer


    Introducción  
    1. Relaciones entre la economía y la moral  
    2. Finalidad de la economía
     
    I. El nuevo orden económico  
    1. Principios de un nuevo orden económico según la DSI 

    II. La visión de los responsables que afrontan la realidad  
    1. El neoliberalismo  
    2. Las lecciones de la caída del comunismo soviético  
    3. La socialdemocracia a la antigua  
    4. La Tercera Vía (la renovación de la socialdemocracia europea)  

    III. Una mirada hacia América Latina
    1. Las alternativas de elección en América Latina  
    2. La propuesta de la izquierda latinoamericana
    3. El desafío neoliberal en América Latina

    IV. Una propuesta desde los principios de la Doctrina Social de la Iglesia  
    1. La subjetividad de la sociedad  
    2. Una sociedad basada en el conocimiento y la libre elección requiere reformular los derechos fundamentales  
    3. Un nuevo orden social  
    4. Una gran obra educativa y cultural
    5. Una auténtica democracia en un Estado de derecho

    V. El hombre como medida de la economía  
    1. La filosofía liberal  
    2. La concepción socialista  
    3. La concepción católica de la persona humana  
    4. El hombre a imagen de Dios: Inteligencia y libertad  

    VI. Organización del sistema económico  
    1. La solidaridad como principio estable  
    2. Los alcances de la economía de mercado  
    3. El crecimiento y la distribución del ingreso  
    4. El acceso a las oportunidades en una economía libre  
    5. Política macroeconómica sustentable  
    6. La importancia del orden jurídico  
    7. La coordinación entre economía de mercado, distribución justa del ingreso y solidaridad requiere un amplio consenso social  
    8. Necesidad de disponer de una apreciación adecuada del mundo de la pobreza  9. La relación entre la propiedad individual o privada y el destino universal de los bienes  
    10. Observación final sobre el sistema económico  
    11. Redefinición del rol del Estado 

    Epílogo  
    Bibliografía consultada
    TipoLibro
    ISXN9789871140190
    Año de Edición2004
    Núm. Páginas269
    Peso (Físico)360
    Tamaño (Físico)15.5 x 22.5 cm

    Títulos Similares