Escoge la categoría

La revolución en el bicentenario. Reflexiones sobre la emancipación, clases y grupos subalternos

Comparte


1286_9789871543281_foce
La revolución en el bicentenario. Reflexiones sobre la emancipación, clases y grupos subalternos
180452
La propuesta del Grupo de Trabajo de CLACSO "El Bicentenario Latinoamericano: dos siglos de revoluciones a la luz del presente" consiste en elaborar nuevas perspectivas a y sobre los dos últimos siglos de historia latinoamericana, problematizando, fundamentalmente, su trayectoria en torno al nudo temático de las revoluciones desde perspectivas interdisciplinarias al interior de las ciencias sociales. Un segundo eje del enfoque propuesto por el Grupo de Trabajo toma en cuenta el papel en esta historia y en este presente, de las clases y sujetos subalternos. Señalamos tres momentos principales: la denominada "primera independencia" (las luchas contra el dominio español), el período del llamado primer centenario y luego de las "revoluciones nacionales" (entre 1904 y 1950 aproximadamente) y los procesos revolucionarios o de lucha contra el dominio de los Estados Unidos, que comprende tanto la fase neoliberal actual y en proyección hacia el Bicentenario como la búsqueda de programa y proyecto latinoamericano y caribeño, comprendiendo incluso el del llamado "socialismo del siglo XXI". Algunas de las preguntas orientadoras de nuestra reflexión son: ¿Qué herencias históricas implicó la condición poscolonial del siglo XXI ¿Qué determinaciones impuso la inscripción en el mercado capitalista ¿Qué desafíos significó la presión de los Estados Unidos durante el siglo XX ¿Cuáles fueron y son las características de los movimientos populares latinoamericanos ¿Qué promesas y contradicciones singularizaron y singularizan a sus movimientos políticos de corte transformador¿Qué novedades políticas y sociales revela el inicio del nuevo siglo ¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.Algunas de las preguntas orientadoras de nuestra reflexión son: ¿Qué herencias históricas implicó la condición poscolonial del siglo XXI ¿Qué determinaciones impuso la inscripción en el mercado capitalista ¿Qué desafíos significó la presión de los Estados Unidos durante el siglo XX ¿Cuáles fueron y son las características de los movimientos populares latinoamericanos ¿Qué promesas y contradicciones singularizaron y singularizan a sus movimientos políticos de corte transformador¿Qué novedades políticas y sociales revela el inicio del nuevo siglo ¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué herencias históricas implicó la condición poscolonial del siglo XXI ¿Qué determinaciones impuso la inscripción en el mercado capitalista ¿Qué desafíos significó la presión de los Estados Unidos durante el siglo XX ¿Cuáles fueron y son las características de los movimientos populares latinoamericanos ¿Qué promesas y contradicciones singularizaron y singularizan a sus movimientos políticos de corte transformador¿Qué novedades políticas y sociales revela el inicio del nuevo siglo ¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué determinaciones impuso la inscripción en el mercado capitalista ¿Qué desafíos significó la presión de los Estados Unidos durante el siglo XX ¿Cuáles fueron y son las características de los movimientos populares latinoamericanos ¿Qué promesas y contradicciones singularizaron y singularizan a sus movimientos políticos de corte transformador¿Qué novedades políticas y sociales revela el inicio del nuevo siglo ¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué desafíos significó la presión de los Estados Unidos durante el siglo XX ¿Cuáles fueron y son las características de los movimientos populares latinoamericanos ¿Qué promesas y contradicciones singularizaron y singularizan a sus movimientos políticos de corte transformador¿Qué novedades políticas y sociales revela el inicio del nuevo siglo ¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué promesas y contradicciones singularizaron y singularizan a sus movimientos políticos de corte transformador¿Qué novedades políticas y sociales revela el inicio del nuevo siglo ¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué novedades políticas y sociales revela el inicio del nuevo siglo ¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué balance es posible realizar del proceso en su conjunto ¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué perspectivas están abiertas para el cambio social latinoamericano ¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Qué nuevas situaciones supone la conformación de bloques económicos regionales ¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.¿Existe una forma propia de "revolución latinoamericana" Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.Esa última es una pregunta decisiva, porque su respuesta define la posibilidad de hablar de una historia y una realidad latinoamericanas. La respuesta puede ser plural e histórica. En este sentido, más que una forma única, investigamos la creación de formas específicas del cambio social, económico, político y cultural. Sin embargo, no es superfluo insistir sobre el interés por construir un enfoque comparativo de la historia latinoamericana. No se trata, entonces, de acumular trabajos monográficos sobre los diferentes países, sino de partir de estudios específicos para compartir preguntas, métodos y problemas para replantear una perspectiva renovada a la luz de las posibilidades actuales. De este modo la celebración del Bicentenario excederá el recuerdo o el festejo para avanzar en una reflexión que retome los proyectos seculares del subcontinente, contribuya a un balance crítico de dos siglos de historia y presente conocimientos para el futuro.

Atributos LU

AutorVarios Autores
TipoLibro
ISXN9789871543281
Año de Edición2009
Núm. Páginas413
Peso (Físico)620
Tamaño (Físico)15.5 x 22 cm
TítuloLa revolución en el bicentenario. Reflexiones sobre la emancipación, clases y grupos subalternos

Títulos Similares