Escoge la categoría

La sociedad sitiada

Comparte

Por: $63.000,00ou X de


Comprar
6_sociedad_sitada_foce
La sociedad sitiada
Por: $63.000,00ou
48x de $1.312,50
sem juros
ComprarVendedor Libreria de la U
22859
La modernidad se propuso eliminar lo accidental y lo contingente. Por su parte, la sociología, ella misma una ciencia moderna, se propuso descubrir cómo el ejercicio de la voluntad individual daba lugar a la creación de regularidades, normas y patrones comunes. Empeñados en develar el enigma del efecto de la realidad social, los sociólogos no pudieron sino descubrir en el poder legítimo y soberano del estado-nación la condición necesaria y suficiente, el de la integración social y de su reproducción. Hoy la sociedad está sitiada, el estado-nación sufre un doble acoso: el de la globalización y el de la biodiversidad; ambas corroen las fronteras que la modernidad había considerado sólidas e infranqueables. Las incapaces de hacer frente a la extraterritorialidad y al libre flujo de las finanzas, el capital y el comercio. La velocidad reduce las distancias hasta tornarlas insignificantes y ya no es posible levantar muros tras los cuales sentirse a salvo. Se habla de la desaparición de la sociedad, y cualquiera sea la totalidad que se imagine en su lugar, esta se compone de un mosaico de destinos individuales sin vínculos con las acciones colectivas. ¿Es posible, entonces, seguir pensando sociológicamenteEl autor cree que sí. Para ello es necesario desarmar primero los marcos conceptuales que dieron cuenta de la modernidad y comenzar a diseñar los trazos de las nuevas experiencias humanas. Esta búsqueda constituye la materia de una de las reflexiones más originales y audaces de nuestro tiempo. locus de la integración social y de su reproducción. Hoy la sociedad está sitiada, el estado-nación sufre un doble acoso: el de la globalización y el de la biodiversidad; ambas corroen las fronteras que la modernidad había considerado sólidas e infranqueables. Las incapaces de hacer frente a la extraterritorialidad y al libre flujo de las finanzas, el capital y el comercio. La velocidad reduce las distancias hasta tornarlas insignificantes y ya no es posible levantar muros tras los cuales sentirse a salvo. Se habla de la desaparición de la sociedad, y cualquiera sea la totalidad que se imagine en su lugar, esta se compone de un mosaico de destinos individuales sin vínculos con las acciones colectivas. ¿Es posible, entonces, seguir pensando sociológicamenteEl autor cree que sí. Para ello es necesario desarmar primero los marcos conceptuales que dieron cuenta de la modernidad y comenzar a diseñar los trazos de las nuevas experiencias humanas. Esta búsqueda constituye la materia de una de las reflexiones más originales y audaces de nuestro tiempo. Hoy la sociedad está sitiada, el estado-nación sufre un doble acoso: el de la globalización y el de la biodiversidad; ambas corroen las fronteras que la modernidad había considerado sólidas e infranqueables. Las incapaces de hacer frente a la extraterritorialidad y al libre flujo de las finanzas, el capital y el comercio. La velocidad reduce las distancias hasta tornarlas insignificantes y ya no es posible levantar muros tras los cuales sentirse a salvo. Se habla de la desaparición de la sociedad, y cualquiera sea la totalidad que se imagine en su lugar, esta se compone de un mosaico de destinos individuales sin vínculos con las acciones colectivas. ¿Es posible, entonces, seguir pensando sociológicamenteEl autor cree que sí. Para ello es necesario desarmar primero los marcos conceptuales que dieron cuenta de la modernidad y comenzar a diseñar los trazos de las nuevas experiencias humanas. Esta búsqueda constituye la materia de una de las reflexiones más originales y audaces de nuestro tiempo. Se habla de la desaparición de la sociedad, y cualquiera sea la totalidad que se imagine en su lugar, esta se compone de un mosaico de destinos individuales sin vínculos con las acciones colectivas. ¿Es posible, entonces, seguir pensando sociológicamenteEl autor cree que sí. Para ello es necesario desarmar primero los marcos conceptuales que dieron cuenta de la modernidad y comenzar a diseñar los trazos de las nuevas experiencias humanas. Esta búsqueda constituye la materia de una de las reflexiones más originales y audaces de nuestro tiempo. El autor cree que sí. Para ello es necesario desarmar primero los marcos conceptuales que dieron cuenta de la modernidad y comenzar a diseñar los trazos de las nuevas experiencias humanas. Esta búsqueda constituye la materia de una de las reflexiones más originales y audaces de nuestro tiempo.

Atributos LU

TítuloLa sociedad sitiada
AutorZygmunt Bauman
Tabla de ContenidoAgradecimientos
Introducción

Primera parte
Política global

1. Tras la esquiva sociedad

La imaginación administrativa
El derrumbe de la ingeniería social
Surfear por la red
¿La sociedad? Difícil imaginarla
¿Se levantarán los muertos?

2. La gran separación, segunda fase

Meditaciones aristotélicas
La política como crítica y proyecto
El Estado moderno como crítica institucionalizada  
El precio de la emancipación
La nueva encarnación del Gran Hermano
Del otro lado del teléfono del Nuevo Gran Hermano
Incertidumbre: la raíz principal de la inhibición política
La segunda secesión
Las perspectivas de la política global

3. Vivir y morir en la frontera planetaria

La frontera global
Batallas de reconocimiento
Guerras asimétricas
La guerra como vocación
La vida en común en un mundo agotado
Refugiados en un mundo agotado

Segunda parte
Políticas de vida

4. La (in) felicidad de los placeres inciertos

Las meditaciones de Séneca, o la felicidad como vida eterna
La felicidad como opinión de todos
Felicidad: de la recompensa al derecho
La espera de la felicidad
La satisfacción en búsqueda de necesidades
Deseos que rehuyen la satisfacción
Ni tener ni ser
La felicidad de los vínculos (descartables)

5. Como se ve en TV

Velocidad frente a lentitud
Lo privado frente a lo público
Autoridad frente a idolatría
Acontecimiento frente a políticas

6. Consumirse la vida

Consumidores y sociedad de consumo
Necesidad, deseo, anhelo
El principio de realidad y el principio de placer

Llegan a aun acuerdo

El holismo como falacia
Opción por la seguridad, seguridad de opción
Alimentar la incertidumbre, alimentarse de la incertidumbre

7. De espectador a actor

Ser espectador en un mundo de dependencia global
Digresión: ¿qué se puede aprender de la historia de los “derechos de los animales”?
Acerca de la dificultad de convertirse en una persona que actúa
Persiguiendo “la oportunidad política” en el mundo globalizado

Conclusión: una utopía sin topos

La imaginación sedentaria
La imaginación paralizadora
La imaginación nómada    
La imaginación descomprometida
La imaginación privatizada    

Índice temático de nombres
TipoLibro
ISXN9789505576128
Año de Edición2004
Núm. Páginas300
Peso (Físico)430
Tamaño (Físico)15.5 x 23 cm

Títulos Similares