Escoge la categoría

Los juegos y los hombres. La máscara y el vértigo

Comparte


244_juegos_hombre_foce
Los juegos y los hombres. La máscara y el vértigo
29052
Tradicionalmente considerado sinónimo de frivolidad por ser una actividad gratuita, el juego comenzó a ser reconocido como factor decisivo en el desarrollo de la civilización a partir de los trabajos publicados por Huizinga en los años treinta, especialmente el Homo Ludens. Desde entonces, psicólogos e historiadores no han cesado de descubrir aspectos insospechados en esta actividad de apariencia inocente. El autor intenta una empresa audaz: proponer una sociología a partir de los juegos. En efecto, los juegos disciplinan los instintos, pues son, por un lado, espacio para el placer y la inversión, y por otro, acatamiento de una serie de restricciones. Al proporcionar un modelo controlado de la realidad, permiten el aprendizaje, no de un oficio o de una actividad específica sino de las virtudes necesarias para afrontar pruebas posteriores. Cada uno de ellos estimula el desarrollo de una facultad distinta: hay juegos de azar, de competencia, de simulacro y de vértigo. Las sociedades fascinadas por juegos de simulacro y vértigo juegan en realidad a la enajenación de la personalidad y permanecen estancadas, pero los juegos de competencia y azar acompañan al establecimiento de la civilización. El autor intenta una empresa audaz: proponer una sociología a partir de los juegos. En efecto, los juegos disciplinan los instintos, pues son, por un lado, espacio para el placer y la inversión, y por otro, acatamiento de una serie de restricciones. Al proporcionar un modelo controlado de la realidad, permiten el aprendizaje, no de un oficio o de una actividad específica sino de las virtudes necesarias para afrontar pruebas posteriores. Cada uno de ellos estimula el desarrollo de una facultad distinta: hay juegos de azar, de competencia, de simulacro y de vértigo. Las sociedades fascinadas por juegos de simulacro y vértigo juegan en realidad a la enajenación de la personalidad y permanecen estancadas, pero los juegos de competencia y azar acompañan al establecimiento de la civilización.

Atributos LU

AutorRoger Caillois
Tabla de ContenidoIntroducción

Primera parte

I. Definición de juego
II. Clasificación de los juegos
a. Categorías fundamentales
b. De la turbulencia a la regla    

III. La vocación social de los juegos
IV. La corrupción de los juegos
V. Por una sociología a partir de los juegos

Segunda parte

VI. La teoría ampliada de los juegos
1. Conjunciones prohibidas
2. Conjunciones contingentes
3. Conjunciones fundamentales

VII. El simulacro y el vértigo
a) Interdependencia de los juegos y las culturas
b) La máscara y el trance

VIII. La competencia y el azar
a) Transición
b) El mérito y la suerte
c) La delegación

IX. Resurgimientos en el mundo moderno
La máscara y el uniforme
La feria ambulante
El circo
El trapecio
Los dioses que parodian

Complementos

I. La importancia de los juegos de azar

II. De la pedagogía a las matemáticas
1. Análisis psicopedagógicos
2. Análisis matemáticos

Expediente

II. Clasificación
IV. La corrupción de los juegos
VII. El simulacro y el vértigo
VIII. La competencia y el azar
IX. Resurgimientos en el mundo moderno
TipoLibro
ISXN9789583800498
Año de Edición1986
Peso (Físico)230
Tamaño (Físico)17 x 24 cm
TítuloLos juegos y los hombres. La máscara y el vértigo

Títulos Similares