Escoge la categoría

Paquimé

Comparte


210_paquime_foce
Paquimé
28957
Ciudad del desierto, evocación laboriosa y diligente de hombres habituados a sobrevivir en la aridez e inclemencia de noches gélidas y días tórridos, Paquimé es uno de los sitios arqueológicos más famosos de México por sus grandes construcciones, que muestran la destreza y los conocimientos que poseían los arquitectos prehispánicos.La ciudad de Paquimé se ubica en la enorme región del Mogollón, en el actual estado de Chihuahua, y alcanzó su máximo desarrollo y su decadencia entre los años 1060 y 1340. La arqueóloga da cuenta aquí de la vida económica, social y cultural de este sitio protegido por la serranía de coníferas y bosques.Los vestigios encontrados hacen suponer que las redes de intercambio que circulaban la urbe servían de gozne entre la gran Chichimeca y Mosoamérica, que aun llegaban hasta Yucatán y Guatemala. A la manera de un collar de perlas, Paquimé unió a lo largo del Pacifico a Sonora, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Guerrero, Chiapas y Guatemala. La cuidad no sólo fue distinta de los modelos de la ciudad clásicos en cuanto a su función, arquitectura, jurisdicción y gobierno, sino que quienes la conocieron quedaron maravillados por sus edificios, que parecen haber sido construidos por los antiguos romanos.La ciudad reconstruye la memoria del sitio al tiempo que narra la historia del estado de Chihuahua. Robert H. Lister lo han descrito como un reino melancólico, silencioso, de llanuras amarillentas, erosionadas, con poco agua y sombra, y de montañas altas y escabrosas, cortadas a tajo por enormes desfiladeros y habitado por raza de hombres fuertes, como mucho amor a la tierra para luchar por ella.La ciudad de Paquimé se ubica en la enorme región del Mogollón, en el actual estado de Chihuahua, y alcanzó su máximo desarrollo y su decadencia entre los años 1060 y 1340. La arqueóloga da cuenta aquí de la vida económica, social y cultural de este sitio protegido por la serranía de coníferas y bosques.Los vestigios encontrados hacen suponer que las redes de intercambio que circulaban la urbe servían de gozne entre la gran Chichimeca y Mosoamérica, que aun llegaban hasta Yucatán y Guatemala. A la manera de un collar de perlas, Paquimé unió a lo largo del Pacifico a Sonora, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Guerrero, Chiapas y Guatemala. La cuidad no sólo fue distinta de los modelos de la ciudad clásicos en cuanto a su función, arquitectura, jurisdicción y gobierno, sino que quienes la conocieron quedaron maravillados por sus edificios, que parecen haber sido construidos por los antiguos romanos.La ciudad reconstruye la memoria del sitio al tiempo que narra la historia del estado de Chihuahua. Robert H. Lister lo han descrito como un reino melancólico, silencioso, de llanuras amarillentas, erosionadas, con poco agua y sombra, y de montañas altas y escabrosas, cortadas a tajo por enormes desfiladeros y habitado por raza de hombres fuertes, como mucho amor a la tierra para luchar por ella.Los vestigios encontrados hacen suponer que las redes de intercambio que circulaban la urbe servían de gozne entre la gran Chichimeca y Mosoamérica, que aun llegaban hasta Yucatán y Guatemala. A la manera de un collar de perlas, Paquimé unió a lo largo del Pacifico a Sonora, Sinaloa, Nayarit, Colima, Michoacán, Guerrero, Chiapas y Guatemala. La cuidad no sólo fue distinta de los modelos de la ciudad clásicos en cuanto a su función, arquitectura, jurisdicción y gobierno, sino que quienes la conocieron quedaron maravillados por sus edificios, que parecen haber sido construidos por los antiguos romanos.La ciudad reconstruye la memoria del sitio al tiempo que narra la historia del estado de Chihuahua. Robert H. Lister lo han descrito como un reino melancólico, silencioso, de llanuras amarillentas, erosionadas, con poco agua y sombra, y de montañas altas y escabrosas, cortadas a tajo por enormes desfiladeros y habitado por raza de hombres fuertes, como mucho amor a la tierra para luchar por ella.La ciudad reconstruye la memoria del sitio al tiempo que narra la historia del estado de Chihuahua. Robert H. Lister lo han descrito como un reino melancólico, silencioso, de llanuras amarillentas, erosionadas, con poco agua y sombra, y de montañas altas y escabrosas, cortadas a tajo por enormes desfiladeros y habitado por raza de hombres fuertes, como mucho amor a la tierra para luchar por ella.

Atributos LU

AutorBeatriz Braniff Cornejo
Tabla de ContenidoPresentación

Reconocimientos

Introducción

1. Caracterización y regionalización: el panorama cultural y geográfico
2. Historia general del Noroeste
3. Importancia de la agricultura
4. La región mogollón
5. Paquimé

I. Desarrollo histórico de Paquimé. La cronología

II. El período Viejo. El tiempo de las aldeas de casa-foso

1. El antecedente de Paquimé (700-1200)
2. Ecología, subsistencia
3. Organización social y comercio
4. Arquitectura
5. Período Viejo y Mesoamérica

III. El período Medio. El tiempo de los pueblos ancestrales (1200-1450)

1. La ciudad de Paquimé
2. El señor de Paquimé
3. El ocaso

IV. El Período Tardío

Conclusión. A manera de síntesis

Bibliografía
TipoLibro
ISXN9789681686161
Año de Edición2008
Núm. Páginas111
Peso (Físico)260
Tamaño (Físico)13.5 x 21 cm
TítuloPaquimé

Títulos Similares