Escoge la categoría

Política del caos. La otra cara de la globalización

Comparte


723_politica_del_caos_foce
Política del caos. La otra cara de la globalización
46405
En los últimos diez años, el mundo se ha tornado más imprevisible, más violento. En especial luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, ningún país es seguro, nadie está a salvo. La vulnerabilidad es universal.Para la autora, especialista en cuestiones nucleares y de seguridad internacional, los signos precursores de esta situación fueron la pérdida de control de los Estados, el constante aumento de las víctimas civiles en los conflictos armados y la proliferación de armas de destrucción masiva. La autora considera a Asia la region más preocupante debido a las numerosas rivalidades entre naciones vecinas dotadas de armas nucleares. ¿Cuáles son los riesgos de una escalda en el subcontinente indio ¿Se reunificará Corea ¿Qué pasará con la imprevisible China.Lamentablemente las grandes potencias no aprovecharon los primeros años posteriores a la guerra fría para construir un nuevo orden internacional. Concentradas en sus propios problemas, nunca elaboraron una política de seguridad colectiva.La globalización ha posibilitado la conexión entre distintos lugares del planeta, pero también ha restringido la capacidad de regulación de los Estados. Ahora esparcir armas es tan sencillo como diseminar información. La otra cara de la globalización es la aparición de formas inéditas de terrorismo ligadas al mundo musulmán. Son organizaciones con estructuras, métodos y blancos novedosos. Sus estrategias buscan únicamente la destrucción. El 11 de septiembre no sólo simboliza la violencia y el desorden de estos tiempos, también indica el nacimiento de esta política del caos.Para la autora, especialista en cuestiones nucleares y de seguridad internacional, los signos precursores de esta situación fueron la pérdida de control de los Estados, el constante aumento de las víctimas civiles en los conflictos armados y la proliferación de armas de destrucción masiva. La autora considera a Asia la region más preocupante debido a las numerosas rivalidades entre naciones vecinas dotadas de armas nucleares. ¿Cuáles son los riesgos de una escalda en el subcontinente indio ¿Se reunificará Corea ¿Qué pasará con la imprevisible China.Lamentablemente las grandes potencias no aprovecharon los primeros años posteriores a la guerra fría para construir un nuevo orden internacional. Concentradas en sus propios problemas, nunca elaboraron una política de seguridad colectiva.La globalización ha posibilitado la conexión entre distintos lugares del planeta, pero también ha restringido la capacidad de regulación de los Estados. Ahora esparcir armas es tan sencillo como diseminar información. La otra cara de la globalización es la aparición de formas inéditas de terrorismo ligadas al mundo musulmán. Son organizaciones con estructuras, métodos y blancos novedosos. Sus estrategias buscan únicamente la destrucción. El 11 de septiembre no sólo simboliza la violencia y el desorden de estos tiempos, también indica el nacimiento de esta política del caos.Lamentablemente las grandes potencias no aprovecharon los primeros años posteriores a la guerra fría para construir un nuevo orden internacional. Concentradas en sus propios problemas, nunca elaboraron una política de seguridad colectiva.La globalización ha posibilitado la conexión entre distintos lugares del planeta, pero también ha restringido la capacidad de regulación de los Estados. Ahora esparcir armas es tan sencillo como diseminar información. La otra cara de la globalización es la aparición de formas inéditas de terrorismo ligadas al mundo musulmán. Son organizaciones con estructuras, métodos y blancos novedosos. Sus estrategias buscan únicamente la destrucción. El 11 de septiembre no sólo simboliza la violencia y el desorden de estos tiempos, también indica el nacimiento de esta política del caos.La globalización ha posibilitado la conexión entre distintos lugares del planeta, pero también ha restringido la capacidad de regulación de los Estados. Ahora esparcir armas es tan sencillo como diseminar información. La otra cara de la globalización es la aparición de formas inéditas de terrorismo ligadas al mundo musulmán. Son organizaciones con estructuras, métodos y blancos novedosos. Sus estrategias buscan únicamente la destrucción. El 11 de septiembre no sólo simboliza la violencia y el desorden de estos tiempos, también indica el nacimiento de esta política del caos.

Atributos LU

AutorThérèse Delpech
Tabla de ContenidoIntroducción

1. Los signos precursores

La pérdida de control de los Estados
La globalización y la seguridad internacional
Las poblaciones civiles, víctimas de los conflictos armados
Las armas de destrucción masiva: aumenta el riesgo de uso
La amenaza biológica ¿es la gran amenaza del siglo XXI?
Las defensas antimisiles: el pasaje al acto
La revolución de los asuntos militares

2. Terrorismo, mundo musulmán y Occidente

Las "nebulosas", sus métodos y sus blancos
El mundo musulmán, cuestionado
Los musulmanes en Europa

3. Las turbulencias asiáticas

El subcontinente indio; los riesgos de una escalada
Corea: la Segunda Guerra Mundial no ha terminado
China y Taiwán: la reunificación improbable
La emancipación de Japón
La libertad de los mares

4. El fracaso de las grandes potencias

Los Estados Unidos y el desorden del mundo
La impotencia de Rusia
¿Dónde va China?
El egocentrismo de Europa
Un mundo a la deriva

Conclusión
TipoLibro
ISXN9789505575572
Año de Edición2003
Núm. Páginas94
Peso (Físico)100
Tamaño (Físico)10.5 x 17 cm
TítuloPolítica del caos. La otra cara de la globalización

Títulos Similares