Escoge la categoría

Topofilia o la dimensión poética del habitar

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte


    386_topofilia_upuj
    Topofilia o la dimensión poética del habitar
    4242
    La actual pérdida de sentido y significado del habitar humano manifiesta, no sólo en la muy escasa reflexión al respecto sino, y sobre todo, en el posicionamiento de un discurso que, desde la globalización y su ideología neoliberal, reduce el hábitat humano a un problema de valor de cambio adscrito al tema de la oferta y la demanda que imponen las implacables leyes del mercado, hace necesario que nos preguntemos por el destino de nuestra sociedad y, más aún, por la naturaleza y significado de eso que Heidegger denominara nuestro modo humano de ser en el mundo. Desde esta perspectiva, la presente reflexión pretende contribuir con la construcción de una fenomología del habitar que parta de la comprensión del modo humano de abrirnos espacio y, en consecuencia, de hacernos un lugar, pues es a fin de cuentas la comprensión de la relación que guardamos con el mundo, a través de los lugares que habitamos, la que nos permite entendernos en nuestra más honda naturaleza de seres espaciantes, esto es, de seres cargados de sentido en tanto que a través de nuestros diversos modos de espaciar (habitar) otorgamos sentido al mundo mismo. Más de doce años de investigación y más de sesenta países visitados dejan constancia en éstas páginas de las muchas similitudes que tenemos pero, también, de la enorme diversidad de maneras en que a través de nuestra relación con el espacio habitado nos mostramos. He ahí la clave para entender, no sólo lo pequeño de este mundo sino su enorme riqueza en posibilidades de ser y de hacer; las cuales, antes que un motivo para combatir las diferencias, constituye una oportunidad para construir un mundo humano en el que otra globalización sea posible: la del respeto, la convivencia y la solidaridad. Un mundo en el que, reconociendo el planeta como nuestra casa común, asumamos la responsabilidad de cuidar y cultivar cada una de las pequeñas partes que de él ocupamos. Por lo anterior, este libro resulta ser una invitación a entender que la filiación que hay con el mundo a través de los lugares (topos) en que vivimos, da forma y sentido a la propia naturaleza topo-fílica de el ser eminentemente humano y, en consecuencia, a una determinada forma de actuar en responsabilidad con la casa común en que habitamos; una forma de actuar que siguiendo a los griegos denominare Poiein pues a fin de cuentas, y tal como señalaba el poeta Holderlin: Es poéticamente como el hombre habita el mundo. Desde esta perspectiva, la presente reflexión pretende contribuir con la construcción de una fenomología del habitar que parta de la comprensión del modo humano de abrirnos espacio y, en consecuencia, de hacernos un lugar, pues es a fin de cuentas la comprensión de la relación que guardamos con el mundo, a través de los lugares que habitamos, la que nos permite entendernos en nuestra más honda naturaleza de seres espaciantes, esto es, de seres cargados de sentido en tanto que a través de nuestros diversos modos de espaciar (habitar) otorgamos sentido al mundo mismo. Más de doce años de investigación y más de sesenta países visitados dejan constancia en éstas páginas de las muchas similitudes que tenemos pero, también, de la enorme diversidad de maneras en que a través de nuestra relación con el espacio habitado nos mostramos. He ahí la clave para entender, no sólo lo pequeño de este mundo sino su enorme riqueza en posibilidades de ser y de hacer; las cuales, antes que un motivo para combatir las diferencias, constituye una oportunidad para construir un mundo humano en el que otra globalización sea posible: la del respeto, la convivencia y la solidaridad. Un mundo en el que, reconociendo el planeta como nuestra casa común, asumamos la responsabilidad de cuidar y cultivar cada una de las pequeñas partes que de él ocupamos. Por lo anterior, este libro resulta ser una invitación a entender que la filiación que hay con el mundo a través de los lugares (topos) en que vivimos, da forma y sentido a la propia naturaleza topo-fílica de el ser eminentemente humano y, en consecuencia, a una determinada forma de actuar en responsabilidad con la casa común en que habitamos; una forma de actuar que siguiendo a los griegos denominare Poiein pues a fin de cuentas, y tal como señalaba el poeta Holderlin: Es poéticamente como el hombre habita el mundo. Más de doce años de investigación y más de sesenta países visitados dejan constancia en éstas páginas de las muchas similitudes que tenemos pero, también, de la enorme diversidad de maneras en que a través de nuestra relación con el espacio habitado nos mostramos. He ahí la clave para entender, no sólo lo pequeño de este mundo sino su enorme riqueza en posibilidades de ser y de hacer; las cuales, antes que un motivo para combatir las diferencias, constituye una oportunidad para construir un mundo humano en el que otra globalización sea posible: la del respeto, la convivencia y la solidaridad. Un mundo en el que, reconociendo el planeta como nuestra casa común, asumamos la responsabilidad de cuidar y cultivar cada una de las pequeñas partes que de él ocupamos. Por lo anterior, este libro resulta ser una invitación a entender que la filiación que hay con el mundo a través de los lugares (topos) en que vivimos, da forma y sentido a la propia naturaleza topo-fílica de el ser eminentemente humano y, en consecuencia, a una determinada forma de actuar en responsabilidad con la casa común en que habitamos; una forma de actuar que siguiendo a los griegos denominare Poiein pues a fin de cuentas, y tal como señalaba el poeta Holderlin: Es poéticamente como el hombre habita el mundo. Por lo anterior, este libro resulta ser una invitación a entender que la filiación que hay con el mundo a través de los lugares (topos) en que vivimos, da forma y sentido a la propia naturaleza topo-fílica de el ser eminentemente humano y, en consecuencia, a una determinada forma de actuar en responsabilidad con la casa común en que habitamos; una forma de actuar que siguiendo a los griegos denominare Poiein pues a fin de cuentas, y tal como señalaba el poeta Holderlin: Es poéticamente como el hombre habita el mundo.

    Atributos LU

    TítuloTopofilia o la dimensión poética del habitar
    AutorCarlos Mario Yory García
    Tabla de ContenidoPrólogo

    Introducción


    1. Ocupar y habitar

    2. La ruta de la investigación y su plan

    3. Una aclaración necesaria

    4. La dimensión política de la
    propuesta


    Primera parte

    Existir y habitar


    Capítulo I

    El gran olvido


    1. La crisis del habitar como resultado del olvido del ser

    2. La necesidad
    de un verdadero preguntar


    Capítulo II

    Ser hombre significa ?Espaciar?


    1. El habitar como forma de ?Ser en el mundo?

    2. El Topos-Philico

    3. Hacia una arquitectura de lugar


    Segunda parte

    Vivir en el mundo y vivir fuera de él


    Capítulo III

    Tras las huellas de lo humano


    1. ¿Qué es lo que nos hace humanos?

    2. El estar en el mundo como
    forma de ser en él

    3. La pregunta qué hay que hacer y su método

    4. La huida de los
    dioses


    Capítulo IV

    Ecce Homo


    1. Terra Mater

    2. Toda comprensión es afectiva

    3. Mundo es ?Mundo de la vida?

    4. El hombre es en el mundo

    5. Construir es comprender


    Capítulo V

    Ser en el mundo


    1. El mundo: entre la tierra y el cielo

    2. El Habitar: El modo humano de ser
    en el mundo


    2.1 El Homo Viator o la experiencia del caracol

    2.2 El Homo Mansio

    2.3 Una casa para el fuego

    2.4 El habitar urbano: del hormiguero al laberinto


    Tercera parte

    Espacio vivencial y existenciariedad


    Capítulo VI

    Algo más que un techo


    1. La crisis del cuadrado o la deconstrucción del pensamiento sólido

    2.
    La existencia humana es espacial


    Capítulo VII

    El hombre: Un ser con las cosas


    1. Lo que son las cosas

    2. Lo que dicen las cosas

    3. De la cosa y el útil

    4. De la cosa a la obra


    Capítulo VIII

    El hacer humano


    1. El complejo de Prometeo

    2. Del homo Faber al Homo Poiético

    3. La construcción como forma de creación


    Cuarta parte

    El lugar como espacio de habitación


    Capítulo IX

    Espacio y lugar


    1. El ?Lugar natural? como lugar de ser

    2. El Des-encubrimiento
    del lugar por loa espaciación

    3. El lugar como acto de creación


    Capítulo X

    El espíritu del lugar


    1. ?Mirar escuchando?

    2. De-morarse para en-contrarse


    Quinta parte

    Topofilia o la dimensión poética del habitar


    Capítulo XI

    El nido y la concha


    1. Se construye de adentro hacia fuera

    2. El encontrarse: Una salida de regreso
    hacia si


    Capítulo XII

    La huella en la piedra


    1. La arquitectura como apresentificación del ser mostración

    2.
    La ciudad: un acontecimiento histórico-colectivo


    Epílogo


    El habitar humano y la reinvención mito-poética del mundo


    Bibliografía


    Apéndice


    El concepto de Topofilia entendido como teoría del lugar

    TipoLibro
    ISXN9789586831123
    Año de Edición2007
    Núm. Páginas387
    Peso (Físico)570
    Tamaño (Físico)16.5 x 24 cm

    Títulos Similares