Escoge la categoría

Un diablo al que le llaman tren. El ferrocarril Cartagena-Calamar

Comparte

Por: $58.000,00ou X de


Comprar
un-diablo-al-que-le-llaman-tren-9789588249292-foc
Un diablo al que le llaman tren. El ferrocarril Cartagena-Calamar
Por: $58.000,00ou
48x de $1.208,33
sem juros
ComprarVendedor Libreria de la U
326143
El 20 de agosto de 1894, el poeta José Asunción Silva viajó en el recién inaugurado ferrocarril Cartagena-Calamar. Al día siguiente, desde Cartagena, escribió una carta a su madre y a su hermana en la que lo describió como una cosa de otro mundo puesta por encanto en ese lugar. Un diablo al que le llaman tren cuenta, apoyado en un amplio acervo de fuentes documentales y gráficas, la historia de ese animal jadeante que con su silbato festivo pretendía despertar a la ciudad de Cartagena de Indias de una modorra de siglos. A través de fuentes testimoniales, el libro reconstruye vívidamente la forma en que los habitantes de los pueblos de la línea se embarcaron a su manera en la locomotora del progreso. Unos años antes que Silva, su colega Rafael Pombo había dicho que el tren era un pueblo entero vestido de caballero en caravana rodante que se tragaba el horizonte como un rinoceronte de hierro. Eran tiempos en que la modernidad hacía ruido. En estas páginas, el lector también encontrará la historia de las políticas ferroviarias en el país, sus aciertos y fracasos, la imagen icónica de una bestia acezante que atravesaba la geografía nacional como símbolo de desarrollo, la nostalgia que dejó el desmonte de los principales trenes de la nación y la realidad postrera de estaciones abandonadas, locomotoras cubiertas por el óxido y tramos de rieles perdidos entre la manigua.

Atributos LU

TítuloUn diablo al que le llaman tren. El ferrocarril Cartagena-Calamar
AutorJavier Ortiz Cassiani
Tabla de Contenido
ÍNDICE GENERAL 

Primera parte 

I. Panamá, la locomotora de la civilización

II. Los ferrocarriles en Colombia: 

del progreso a la nostalgia 

III. Un ferrocarril para despertar a la ciudad dormida

El progreso viaja en tren, pero también en vapor

La crisis viaja en tren

Ferrocarriles, región y nación 

Ferrocarril, miedo, barbarie, civilización 

Segunda parte 

IV. La nostalgia a quien la merece La memoria a pesar del olvido

Las "voces bajas" 

V. CALAMAR 

Calamar, ciudad 

El gran inventario de la nostalgia 

El ferrocarril y la violencia partidista 

La mala herencia del ferrocarril
 
Los rumores de la partida 
 
El día más triste de la vida 

VI. HATOVIEJO 

La importancia del ferrocarril 

La número 20 no apta para coger chance 

La lamentable partida del tren 

VII. SOPLAVIENTO 

Un bocachico por tiquete

El auto ferro: un bus sobre rieles 
 
El tren y los estudiantes 

El tanque de agua.

El tren, la ruina para el ganado de Soplaviento

Políticos que comían bagre en hojas de plátano

El puente

Yo no doy mi cocada por un pasaje

El tren de los buenos y de los malos tiempos

El tren ya no sopla en Soplaviento
 
La cumbia de la nostalgia 

VIII. ARENAL

El tren del hielo.

Dos vírgenes y un poeta, y el padre de un futuro dictador, llegan en tren

Los turcos llegan ... y se van en tren 

La quitada del ferrocarril nos fregó el caminao

IX. ARJONA

Los dulces del tren

La vendedora de cazabe 
 
Pidiendo vía

Yo te vi en un tren

Dale pa'lante que ya esta quedó lista 

El progreso paga en centavos

Las tristezas del departamento de Bolívar

X. TURBACO 

En Turbaco desayunaba el tren
El tren, una inmensa luciérnaga
El tren de la alegría 

Un tren para hacerse 

la leva

Pensionado del ferrocarril 

El ferrocarril tomaba agua en el arroyo Mameyal

XI. CARTAGENA 

La estación: allí no había más nada que esa vaina
El insoportable olor a bagre

Todo llegaba en tren 

Nos quitaron un ferrocarril del carajo

El tren del saber

La medicina viaja en tren
 
El tren y las Fiestas de la Candelaria

Es más fácil coger chance si la policía es de cartón 

Historia de rieles y agua 

Un reloj enorme marca ferrocarril 

LOS MEMORIOSOS DE LA ESTACIÓN
TipoLibro
ISXN9789588249292
Año de Edición2018
Núm. Páginas208
Peso (Físico)250
Tamaño (Físico)14 x 22 cm
Acabado (Físico)Tapa rustica

Títulos Similares