Escoge la categoría

Veinticinco cuentos barranquilleros

  • Autor:

  • Editores:

  • Editorial:

  • Año de Edición:

  • Idioma:

  • Nº Páginas:

  • ISBN:

  • Formato:
    Comparte

    Por: $40.000,00ou X de


    Comprar
    242_9789589105962_uden
    Veinticinco cuentos barranquilleros
    Por: $40.000,00ou
    48x de $833,33
    sem juros
    ComprarVendedor Libreria de la U
    223875
    Esta selección tuvo su gestación desde los lejanos días en que reunido con el inolvidable Germán Vargas Cantillo - miembro de número del «Grupo de Barranquilla» y el patriarca sin otoño de nuestros letras mientras vivió- barajábamos una y otra vez nombres para algo que pensábamos era una antología necesaria, pero que no lograba salir a la luz. Pasado el tiempo se hizo cada vez ineludible la presencia de un libro, no necesariamente una antología, que llenar ese vacío. Ahora, cuando se habla del cuento en Colombia, siempre se hace referencia a José Félix Fuenmayor, Álvaro Cepeda Samudio y Marvel Moreno como los más destacados en el género. Sin embargo, se presenta la paradoja de que sus trabajos se dan en antologías nacionales del cuento, pero no hay una antología regional donde se puedan detectar relaciones e influencias y vasos comunicantes. En resumen, todo lo que llamaríamos complicidades literarias. Este libro intenta cumplir esa función. Con la presentación de estos veinticinco cuentistas, la intención va encaminada no tanto a ofrecer excelentes cuentos, como mostrar el proceso del género en Barranquilla. Por eso algunos de los cuentos presentados son más importantes que buenos. Así es como se les da una amplia representación a los cuentos de la primera mitad del siglo, a pesar de cierto prurito de mucho tiempo en el que se sostuvo que antes de Carda Márquez y Cepeda Samudio el cuento no había tenido presencia en Barranquilla y el departamento del Atlántico. En este libro se pretende subsanar ese error, y por eso se comienza con el nombre de Víctor Manuel Carda Herreros, con Ocaso, publicado en la revista Caminos en 1922. Son sus cuentos de un humor negro, que si bien nos dejan en la duda de si fueron influidos por el inglés Héctor Munro «Saki», un autor todavía muy desconocido entre nosotros, sí es innegable la sombra de Swift o tal vez Wilde. Carda Herreros, nacido en Cartagena y domiciliado en Barranquilla, donde ejercía el periodismo, es de los primeros cultivadores en el país del cuento breve cruel. Fue además el único costeño que perteneció al grupo de «Los Nuevos», aunque parece ser que su contacto fue tan sólo epistolar y no personal. Del mismo autor es la noveleta Asaltos, en la que campea el humor y que hace contraste con la producción del resto del país, enferma de solemnidad. Vivió la bohemia que era casi obligatoria entre los escritores de su época. Consecuente con su vida fue su muerte, al ser atropellado por un carro de mula un sábado de carnaval.Con la presentación de estos veinticinco cuentistas, la intención va encaminada no tanto a ofrecer excelentes cuentos, como mostrar el proceso del género en Barranquilla. Por eso algunos de los cuentos presentados son más importantes que buenos. Así es como se les da una amplia representación a los cuentos de la primera mitad del siglo, a pesar de cierto prurito de mucho tiempo en el que se sostuvo que antes de Carda Márquez y Cepeda Samudio el cuento no había tenido presencia en Barranquilla y el departamento del Atlántico. En este libro se pretende subsanar ese error, y por eso se comienza con el nombre de Víctor Manuel Carda Herreros, con Ocaso, publicado en la revista Caminos en 1922. Son sus cuentos de un humor negro, que si bien nos dejan en la duda de si fueron influidos por el inglés Héctor Munro «Saki», un autor todavía muy desconocido entre nosotros, sí es innegable la sombra de Swift o tal vez Wilde. Carda Herreros, nacido en Cartagena y domiciliado en Barranquilla, donde ejercía el periodismo, es de los primeros cultivadores en el país del cuento breve cruel. Fue además el único costeño que perteneció al grupo de «Los Nuevos», aunque parece ser que su contacto fue tan sólo epistolar y no personal. Del mismo autor es la noveleta Asaltos, en la que campea el humor y que hace contraste con la producción del resto del país, enferma de solemnidad. Vivió la bohemia que era casi obligatoria entre los escritores de su época. Consecuente con su vida fue su muerte, al ser atropellado por un carro de mula un sábado de carnaval.Carda Herreros, nacido en Cartagena y domiciliado en Barranquilla, donde ejercía el periodismo, es de los primeros cultivadores en el país del cuento breve cruel. Fue además el único costeño que perteneció al grupo de «Los Nuevos», aunque parece ser que su contacto fue tan sólo epistolar y no personal. Del mismo autor es la noveleta Asaltos, en la que campea el humor y que hace contraste con la producción del resto del país, enferma de solemnidad. Vivió la bohemia que era casi obligatoria entre los escritores de su época. Consecuente con su vida fue su muerte, al ser atropellado por un carro de mula un sábado de carnaval.

    Atributos LU

    TítuloVeinticinco cuentos barranquilleros
    AutorRamón Illán Bacca
    Tabla de ContenidoAgradecimientos

    Proemio
    Ramón Illán Bacca

    Ocaso
    Víctor Manuel Garda-Herreros

    Una vivienda encantadora
    Lydia Bolena

    Un caballo en la alcoba
    Ramón Vinyes

    Un viejo cuento de escopeta
    José Félix Fuenmayor

    Una historia trivial
    Alfonso Fuenmayor

    Desde que compró la cerbatana ya Juana no se aburre los domingos
    Álvaro Cepeda Samudio

    Desolación
    Olga Salcedo de Medina

    Marsolaire
    Amira de la Rosa

    Lo que decían los carteles Eduardo
    Arango Piñeres

    Cambio de clima
    Antonio Escribano Belmonte

    El baile
    Carlos Flores Sierra

    Recordando al viejo Wilbur
    Julio Roca Baena

    Los muchachos
    Álvaro Medina

    Retrato de una señora rubia durante el sitio de Toledo
    Alberto Duque López

    La Sala del Niño
    Jesús Márvel Moreno

    El ocaso de un viudo
    Ramón Molinares Sarmiento

    Historia de un hombre pequeño
    Guillermo Tedio

    En la región de la oscuridad
    Jaime Manrique Ardila

    Cuentos crueles breves
    Álvaro Ramos

    La tercera alusión
    Walter Fernández Emiliani

    Un asunto de honor
    Antonio del Valle Ramón

    Historia del vestido
    Julio Olaciregui

    Vamos a encontrar tu paraguas negro, Margot
    Jaime Cabrera González

    Historia de Juan Torralbo
    Henry Stein

    Vedados de ilusiones
    Miguel Falquez-Certain
    TipoLibro
    ISXN9789589105962
    Año de Edición2013
    Peso (Físico)360
    Tamaño (Físico)17 x 24 cm

    Títulos Similares